El Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, reiteró la disposición de México de “poner a disposición de las partes en conflicto su voluntad y contribuciones a la construcción de un nuevo orden mundial regido por el derecho internacional”

• La conferencia fue el inicio de lo que se espera que sea un diálogo que lleve a una paz duradera en Siria

• México puso a disposición de las partes en conflicto su capacidad de mediación y su experiencia en procesos de transición democrática

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, participó hoy en el Segmento de Alto Nivel de la Segunda Conferencia Internacional de Ginebra sobre la situación en Siria (Ginebra II), celebrado en Montreux, Suiza, y a la que acudieron un total de 39 países, así como las partes directamente involucradas en el conflicto sirio.

El propósito de la reunión es encauzar un proceso de negociaciones encaminado a lograr la plena instrumentación del comunicado final adoptado en la Conferencia Ginebra I, el 30 de junio de 2012, y que delinea una hoja de ruta hacia el establecimiento de un órgano de gobierno en transición en Siria.

La importancia de la reunión de Montreux radica, entre otras cuestiones, en que desde el inicio del conflicto en dicho país en marzo de 2011, esta es la primera ocasión en que el gobierno y la oposición sirias sostendrán negociaciones directas. Una vez culminado el segmento de alto nivel, las partes iniciarán dichas negociaciones bajo la conducción del Enviado Especial Conjunto de las Naciones Unidas y de la Liga de los Estados Árabes, a partir del 24 de enero, en Ginebra, Suiza.

Durante su intervención, el canciller Meade Kuribreña destacó que el interés de México en atender la invitación del secretario general de las Naciones Unidas para participar en este encuentro fue “poner a disposición de las partes en conflicto su voluntad y contribuciones a la construcción de un nuevo orden mundial regido por el derecho internacional”.

En ese sentido, indicó que una vez que la instrumentación del Comunicado final de Ginebra I encuentre su cauce, México estará listo para “brindar la asesoría técnica que se estime pertinente durante los esfuerzos de construcción de un régimen democrático y plural en Siria”.

El canciller subrayó que el establecimiento de un órgano de gobierno de transición en Siria deberá ser democrático y plural, respetuoso de los derechos humanos y del Estado de derecho que ofrezca igualdad de oportunidades a todo el pueblo sirio.

Asimismo, instó al gobierno de la República Árabe Siria a que garantice el pleno acceso de la asistencia humanitaria a todas las víctimas del conflicto. Como actor global responsable, el gobierno de México ha brindado asistencia y manifestado su solidaridad a los países vecinos más afectados por la crisis del refugio sirio, asistiendo en particular a Jordania, Líbano y Turquía.

A lo largo del conflicto, México siempre se ha pronunciado en favor de una solución negociada y pacífica en Siria; ha condenado las violaciones masivas a los derechos humanos y repudió el uso de armas químicas en contra de la población civil.

Durante su participación en el Segmento de Alto Nivel de la Segunda Conferencia Internacional sobre Siria, el canciller Meade Kuribreña se hizo acompañar por el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, embajador Juan Manuel Gómez Robledo; el representante permanente de México ante los Organismos Internacionales con Sede en Suiza, embajador Jorge Lomónaco Tonda; el director general de Comunicación Social de la cancillería, Eduardo del Río Holguín; y la coordinadora de asesores del subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Ana Paola Barbosa.