• El subsecretario Juan Manuel Gómez Robledo afirmó que la prevención de los conflictos es una obligación ineludible de las Naciones Unidas y recordó que el costo de la paz siempre es menor que el de la guerra

En nombre del gobierno de México, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, embajador Juan Manuel Gómez Robledo, participó este jueves en el debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la prevención de los conflictos armados, en la ciudad de Nueva York, convocado por la delegación del Reino Unido, que preside el Consejo de Seguridad durante el mes de agosto.

El debate contó con la participación del secretario general de la organización, Ban Ki-moon, y de la alta comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, y estuvo abierto a todos los estados miembros de la ONU.

Durante su intervención, el subsecretario Gómez Robledo reafirmó que la prevención de los conflictos es una obligación ineludible que trasciende a los miembros del Consejo de Seguridad y es una responsabilidad de todos los Estados Miembros de la ONU.

Subrayó que la realidad es simple y devastadora: cuando hay guerra, todos perdemos. Por ello, destacó que México privilegia la diplomacia preventiva, ya que el costo de la paz siempre será menor que el de la guerra.

En el debate, México realizó tres recomendaciones al Consejo de Seguridad para fomentar el uso de medidas preventivas ante situaciones que puedan vulnerar la paz y seguridad internacionales. En primer lugar, teniendo en cuenta que los conflictos armados internos representan nuevas amenazas a la paz y seguridad internacionales, propuso que las medidas preventivas y los mecanismos de solución pacífica de las controversias dispuestas en el Capítulo VI de la Carta de la ONU, sean considerados desde un enfoque evolutivo e innovador.

El subsecretario Gómez Robledo indicó que la prevención de conflictos también debe centrarse en evitar la posible comisión de crímenes graves de trascendencia internacional e hizo un llamado a que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad se abstengan a recurrir al veto en situaciones donde se puedan cometer o se están cometiendo crímenes de guerra o de lesa humanidad.

Señaló, además, que la prevención efectiva de los conflictos requiere del esfuerzo colectivo para fortalecer el estado de derecho en sus planos nacional e internacional, requisito que resulta indispensable para garantizar el desarrollo económico y de sociedades justas e incluyentes. Subrayó que el desarrollo y el estado de derecho son las caras de una misma moneda.

El subsecretario instó a los miembros de la ONU a evaluar la posibilidad de facultar al secretario general de la ONU para que solicite opiniones consultivas a la Corte Internacional de Justicia, como una herramienta de diplomacia preventiva adicional que reforzaría su labor en el marco de los propósitos de la Carta de Naciones Unidas.

Finalmente, hizo un llamado a los miembros del Consejo de Seguridad y a las Naciones Unidas para no permitir que avance la globalización de la indiferencia, y reiteró que esta voluntad no debe limitarse a los miembros del Consejo de Seguridad, ya que garantizar la paz es una obligación colectiva.


14805330348 3f30642562 o.jpg