En 2014, México participó de manera activa en la definición de la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015, que sea universal y transformadora, centrada en el desarrollo sostenible; que atienda eficazmente las causas de la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la exclusión y la degradación ambiental.

Con este objetivo, México ha promovido la adopción de una Perspectiva Global para la Inclusión Económica y Social, como eje rector de la nueva agenda de desarrollo. Dicha perspectiva busca garantizar que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sean verdaderamente incluyentes en aras de reducir la brechas de pobreza y desigualdad, atendiendo transversalmente las necesidades de todos los grupos que viven en condiciones de vulnerabilidad.

El 2015 marcará un hito en las políticas globales de desarrollo de las Naciones Unidas, ya que en septiembre de dicho año se adoptará la nueva agenda internacional de desarrollo, que deberá dar seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) adoptados en 2000.

A 15 años de los ODM, México se comprometió en 2014 a garantizar que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible atiendan de manera transversal a todas las personas que aún viven en condiciones de marginación, exclusión y vulnerabilidad.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) organizó tres talleres internacionales sobre la perspectiva de inclusión, en febrero, abril y julio respectivamente, en los que expertos, representantes gubernamentales y sociedad intercambiaron opiniones sobre la importancia de incorporar la inclusión social y económica en los nuevos objetivos de la Agenda de Desarrollo Post-2015.

Gracias a este impulso, los elementos centrales de la perspectiva de inclusión han sido incorporados en el informe del Grupo de Trabajo Abierto para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, del que México fue parte, y que incluye la propuesta de establecer 17 nuevos ODS en 2015.

Además, 2015 marca el inicio de las negociaciones para la adopción de los nuevos objetivos de desarrollo, sobre la base del informe del Grupo de Trabajo y de las propuestas del Secretario General de la ONU. Para México, ello representa una nueva oportunidad para establecer, de manera conjunta entre los gobiernos y todos los sectores de la sociedad, una serie de nuevos objetivos que permitan reducir las desigualdades persistentes de manera incluyente y sustentable.

México está comprometido a seguir participando activamente en las negociaciones que se desarrollarán durante 2015 de cara a la adopción de la nueva agenda de desarrollo, así como lograr un pleno cumplimiento de los ODM.

Como muestra de este compromiso, el gobierno de México diseñó una plataforma virtual mediante la cual se publica la información estadística relativa al cumplimiento y grado de avance de México de los ODM. Dicha información puede ser consultada en el sitio: http://www.objetivosdedesarrollodelmilenio.org.mx/