El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), manifiesta su profunda preocupación sobre la crisis en Sudán del Sur y su impacto devastador en la población civil de ese país, que en las dos últimas semanas ha dejado alrededor de mil muertos, 180 mil desplazados y 75 mil personas refugiadas en las instalaciones de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS, por sus siglas en inglés).

El Gobierno de México respalda la resolución 2132 (2013) del Consejo de Seguridad de la ONU (CS), adoptada el pasado 24 diciembre, con la que este órgano llama a las partes al cese inmediato de las hostilidades y autoriza reforzar temporalmente las capacidades de la UNMISS a fin de proteger a la población civil y hacer frente al deterioro de la seguridad y la crisis humanitaria en Sudán del Sur.

México reconoce la determinación del CS por apoyar la solución pacífica al actual conflicto en Sudán del Sur y se suma al llamado reiterado de dicho órgano a que las partes y los líderes políticos involucrados sostengan negociaciones directas sin precondiciones.

Asimismo, México espera que las iniciativas de mediación promovidas por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo de África Oriental (IGAD, por sus siglas en inglés) contribuyan a avanzar el diálogo político que conlleve al cese al fuego y ponga fin de manera pacífica al actual conflicto sur sudanés.

México expresa su rechazo a toda manifestación de violencia, incluyendo la étnica, sectaria y religiosa, e insta a las partes en conflicto a respetar y proteger los derechos humanos y la seguridad de los civiles.  Adicionalmente, el gobierno mexicano encomia los esfuerzos que despliegan los distintos organismos del sistema de la ONU para hacer frente a la actual crisis humanitaria en ese país.

Sudán del Sur obtuvo su independencia el 9 julio de 2011 y posteriormente, ingreso a la ONU, convirtiéndose en el Estado miembro número 193 de la Organización. A petición de las autoridades sur sudanesas, el CS aprobó la resolución 1996 (2011), el 8 de julio de 2011, mediante la cual se autoriza el despliegue de la UNMISS para apoyar la consolidación de la paz y la seguridad y el desarrollo económico de ese país.