La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informa que el próximo jueves 23 de abril se llevará a cabo en Malasia la última audiencia judicial del caso de los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, quienes en 2012 fueron sentenciados a la pena capital por los delitos de producción y tráfico de narcóticos. El objetivo de la audiencia será escuchar los argumentos de la defensa sobre el último recurso de apelación que presentó en diciembre pasado ante la Corte Federal de Malasia.

Desde la detención de los connacionales en marzo de 2008 y a lo largo de su proceso judicial, la SRE y la embajada de México en Malasia les ha brindado protección y asistencia consular, por medio de numerosas acciones, entre las que destacan: múltiples visitas en los centros de detención y gestiones en favor de su salud y de mejores condiciones de reclusión; a la familia González Villarreal en México se le ha mantenido informada en todo tiempo del desarrollo del caso así como de la situación física y anímica de Luis Alfonso, Simón y José Regino; asimismo, se ha otorgado apoyo a los miembros de la familia que han viajado a Malasia para asistir a las audiencias.

Con respecto a la asesoría legal, la Cancillería contrató los servicios de un abogado consultor que apoya a la embajada de México en Malasia para garantizar un adecuado seguimiento del proceso así como los de un abogado especialista en asuntos penales con el fin de coadyuvar en la labor de defensa de los abogados elegidos por los propios hermanos Villarreal. La embajada ha estado presente en todas las audiencias sostenidas a lo largo del proceso y se han cubierto los honorarios de intérpretes y traductores.

En el ámbito político, se han realizado gestiones ante autoridades malasias de diferentes niveles, tanto en México como en Malasia, a las que se les ha expresado reiteradamente la posición de México contra la pena capital.

El gobierno de México continuará brindando protección consular a los hermanos González Villarreal y apoyando a su familia en lo que sea necesario, como lo ha venido haciendo desde el inicio del caso en 2008.