• El canciller José Antonio Meade atestiguó la firma de diversos instrumentos de cooperación en sectores como salud pública, educación, desarrollo social y equidad de género, entre otros

 El gobierno de México, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), firmó hoy diversos instrumentos con organismos del Sistema de las Naciones Unidas (SNU), con el objetivo de fortalecer la cooperación en sectores específicos como salud pública, educación, desarrollo social, equidad de género, salud sexual y reproductiva, desarrollo agrario y territorial, y derechos de la infancia.

Con estos acuerdos, se busca avanzar en la consecución de las metas plasmadas en el Plan Nacional de Desarrollo y consolidar acciones de cooperación con otros países en desarrollo.

El canciller José Antonio Meade atestiguó la firma y señaló que estos instrumentos potencian la relación, ya de por sí benéfica, entre México y el SNU y se traducirán en acciones tangibles para los mexicanos.

La firma estuvo a cargo de Juan Manuel Valle Pereña, director ejecutivo de la AMEXCID, y los titulares del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Leonor Calderón; del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Isabel Crowley; de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Nuria Urquía; y del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), Erik Vittrup. Se contó con la presencia de la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en México, Marcia de Castro.

El titular de la AMEXCID dijo que estos instrumentos promoverán el desarrollo económico y social y la consolidación de capacidades nacionales; además, permitirán identificar áreas estratégicas para la Cooperación Sur-Sur, fortaleciendo nuestras relaciones con otros países.

Participaron también representantes de las secretarías de Desarrollo Social, Educación Pública, Agricultura, Salud, Desarrollo Agrario, el Consejo Nacional de Población, el sistema DIF Nacional, y el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, quienes colaboraron en el desarrollo de los instrumentos y serán instituciones ejecutoras clave para la consecución de los diferentes objetivos planteados en estos mecanismos.