El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expresa su preocupación por la decisión de la República Popular Democrática de Corea de lanzar ayer por la noche un cohete de largo alcance.

Asimismo, reitera su llamado a los países de la región a acatar las Resoluciones del Consejo de Seguridad 1718 (2006) y, en particular, 1874 (2009), la cual exige a la República Popular Democrática de Corea “la suspensión de los lanzamientos de misiles”. Ambas resoluciones fueron adoptadas bajo el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas.

Ante los esfuerzos de la comunidad internacional por propiciar un ambiente de paz y cooperación en la península de Corea y en el noreste de Asia, México lamenta estas acciones, toda vez que obstaculizan nuevas iniciativas para el diálogo y la concertación regional.

México sigue con atención las deliberaciones que el Consejo de Seguridad lleva a cabo en la materia a fin de contribuir a los esfuerzos por mantener la paz y la seguridad de la región.

De igual forma, hace votos por la pronta reanudación del Diálogo de las Seis Partes, como marco vigente para avanzar en las negociaciones sobre la desnuclearización de la Península, y se pronuncia, una vez más, por la consolidación de un ambiente de paz, estabilidad y progreso en la zona.