· México hizo un llamado para la adopción urgente de un Tratado de Comercio de Armas que establezca regulaciones claras y evite el desvío al mercado ilícito

·México resultó electo como uno de los vicepresidentes de la Conferencia

Esta mañana inició la Conferencia Final sobre el Tratado de Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés) en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. Durante la apertura, México fue electo como uno de los vicepresidentes regionales de la Conferencia, muestra clara del reconocimiento internacional con el que cuenta nuestro país en el proceso para adoptar un tratado de esta naturaleza.

Durante la sesión plenaria, la Delegación de México pronunció una intervención a nombre de 108 países, haciendo un llamado a la colaboración entre Estados para adoptar un tratado robusto que permita regular el comercio internacional de armas convencionales y evitar su desvío hacia el mercado ilícito. Asimismo, destacó que la fortaleza y claridad del texto son necesarias para evitar que un tratado de esta naturaleza pudiese legitimar el comercio irresponsable e ilegal de armas. Es por esto que habrá que construir acuerdos entre países sin perder el objetivo central de las negociaciones.

En dicha intervención, nuestro país también reiteró la importancia de contar con regulaciones claras que eviten que las transferencias de armas convencionales contribuyan a la exacerbación  de conflictos armados, el desplazamiento de personas, las actividades de la delincuencia organizada transnacional y el terrorismo, así como el impacto negativo que tienen sobre la paz, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo social y económico sostenibles.

México otorga la mayor importancia a la adopción de un tratado con altos estándares y de un amplio alcance que reconozca la responsabilidad que comparten productores, comerciantes y usuarios finales en los procesos de las transferencias internacionales de armas convencionales. Con esta visión, nuestro país trabajará con países de todas las regiones para construir entendimientos y acercar posiciones.

En julio de 2012, la sede de la ONU hospedó la Conferencia Diplomática sobre el Tratado de Comercio de Armas sin lograr adoptar un texto al final de la misma. Sin embargo, dichas negociaciones han servido de base para la presente conferencia. México ha participado activamente durante todo el proceso, habiendo facilitado temas centrales durante la conferencia de julio. Asimismo, nuestro país fungió como vicepresidente del proceso de los comités preparatorios que tuvieron lugar entre 2010 y 2012.