El director general de Aeronáutica Civil, Gilberto López Meyer, fue electo presidente de la Segunda Conferencia de Alto Nivel de Seguridad Operacional, que tiene lugar del 2 al 5 de febrero en la sede de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), en Montreal, Canadá.

La designación de Gilberto López Meyer fue presentada por Letonia en nombre de la Unión Europea y apoyada por unanimidad.

La OACI enfrenta nuevos retos frente al crecimiento sostenido del sector y a los trágicos accidentes e incidentes ocurridos en los últimos años, particularmente ante los elevados costos que implica mejorar y fortalecer la seguridad operacional de la aviación civil. En ese sentido, la seguridad operacional ha adquirido enorme importancia ante las amenazas y los retos que enfrentan las aerolíneas y los propios pasajeros.

En los últimos años se han revisado las concepciones, prácticas y tecnologías de seguridad en aeropuertos y en la operación de las aeronaves. Asimismo, se han adoptado nuevas legislaciones y regulaciones tanto a nivel nacional como internacional y en las empresas vinculadas con la aviación.

Es por ello que uno de los aspectos más complejos que se están abordando en la conferencia será la mejora en el intercambio y la protección de la información sobre seguridad operacional, así como otras cuestiones emergentes, incluidas el seguimiento de las aeronaves y los riesgos para la aviación civil que surgen en zonas de conflicto, afirmó el López Meyer. 

Adicionalmente, indicó que “estamos viviendo una época en que para hacer frente a la congestión que el crecimiento del sector produce en los aeropuertos y el espacio aéreo, se requerirá invertir sumas considerables tanto en la infraestructura de los aeropuertos y los servicios de navegación, así como en la gestión eficaz de la seguridad operacional”.

Los temas sensibles y los de gran complejidad técnica o política, requerirán del firme compromiso y consenso por parte de todos, afirmó el presidente de la conferencia. Consecuentes con este compromiso, cada región del Grupo de América Latina y el Caribe ha establecido metas regionales de seguridad operacional que se reflejan en las Declaraciones de Bogotá y Puerto España, suscritas ambas por el gobierno de México.

Al asumir la presidencia de la conferencia de alto nivel en la persona del Capitán Gilberto López Meyer, el gobierno mexicano refrenda su interés en avanzar la agenda de la seguridad operacional, particularmente los nuevos desafíos sin perder de vista el bienestar y la seguridad de los usuarios.