El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), deplora la decisión del Gobierno de Israel de autorizar la construcción de 3 mil nuevas viviendas en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

La iniciativa de construir nuevos asentamientos en la zona E-1 en Cisjordania y Jerusalén Oriental pone en duda la voluntad política de Israel de querer avanzar hacia una solución integral fundada en la existencia de dos Estados, económicamente viables y con fronteras reconocidas internacionalmente.

El Gobierno de México hace un llamado al Gobierno de Israel a revertir esta decisión y a actuar de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.