La Suprema Corte de Justicia de California emitió un fallo en favor del nacional mexicano Luis Ángel Gutiérrez, quien a los 17 años de edad fue condenado por homicidio a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en 2012. Esta decisión abre la posibilidad de que el tribunal de primera instancia emita una nueva sentencia. 

El gobierno de México celebra la decisión, que coincide con el escrito de “Amigo de la Corte” que se presentó por medio del Consulado General de México en Sacramento, en acompañamiento a la defensa del connacional y con el propósito de hacer valer sus derechos a la asistencia consular y al debido proceso.

Bajo esta figura jurídica, México manifestó que la sentencia impuesta a Luis Ángel Gutiérrez es una pena inusitada y desproporcionada, que no toma en cuenta consideraciones especiales que deben observarse al enjuiciar y sentenciar a menores de edad, según el derecho estadounidense y tratados internacionales, como la Convención sobre los Derechos del Niño que prohíbe sanciones que cancelan toda posibilidad de rehabilitación y reinserción social de los menores sentenciados.

El gobierno de México tradicionalmente ha presentado escritos de “Amigo de la Corte” ante cortes estadounidenses en casos de pena de muerte y en contra de leyes estatales que podrían perjudicar a las comunidades mexicanas y, ahora, nuevamente se pronuncia en un aspecto jurídico internacionalmente relevante como lo son las sentencias de cadena perpetuas dictadas a menores de edad.

La Secretaría de Relaciones Exteriores reitera su compromiso con la defensa de los derechos de nuestros connacionales en el exterior, particularmente cuando se trata de grupos vulnerables.