El Gobierno de México, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), condena el atentado perpetrado en la estación de trenes de la ciudad de Kunming, en la provincia de Yunnan, el pasado 1 de marzo, en el que murieron al menos 29 personas y más de un centenar resultaron heridas.

México expresa sus más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas así como al pueblo y gobierno de la República Popular China, al tiempo que hace votos por la pronta recuperación de los heridos.

La SRE estableció contacto con la embajada de China en nuestro país, a la cual transmitió la posición del Gobierno de México.