Hola, buenos días. Muy buenos días tengan todos ustedes, a quienes el cuerpo diplomático acreditado hacen favor de acompañarnos hoy en la mañana. Igualmente, a los demás señores profesores que están invitados, a quienes nos hacen favor de viajar desde lejos, como dijo el embajador de María y Campos, para participar en este seminario; a todos es un honor, es un gran gusto recibirlos hoy en México.

Desde que nos juntamos aquí, los cancilleres, en Abril, pensamos que era una buena idea, en México y en otras sedes, en cada uno de nuestros países pero también en terceros países, celebrar espacios de encuentro para reflexionar sobre lo que implica la posibilidad de que México, Indonesia, Corea, Turquía, y Australia empiezan a construir espacios de diálogo.

Si uno revisa la literatura en materia de relaciones internacionales, somos países que tendemos ya a ser utilizados como ejemplo, de manera cotidiana, de lo que implica ser un poder creativo, de lo que implica ser una potencia media, un poder o potencia en pivote, un poder o potencia constructiva, y en ellos o dentro de ellos, aparecen indistintamente, México, Indonesia, Corea, Turquía y Australia.

Si uno revisa la literatura financiera, somos parte también de una serie muy relevante de acrónimos. Si bien no siempre estamos todos en todos, la verdad es que hay suficientes acrónimos en el mundo financiero internacional, como para que nos ubiquen a la mayor parte de ellos, y no solamente este espacio MIKTA, sino como los siguientes once que es un indicador que produce BBVA Bancomer, y que nos identifica a países como Corea, como Turquía y como México, como motores hacía el futuro de crecimiento económico.

Jim O'Neill, quien acuñó el acrónimo de los BRICS, identifica también un subconjunto de países que a su juicio tiene un potencial de crecimiento relevante, los MINT, ahí aparecen de nuevo México, Indonesia, Nigeria, y Turquía.

Otro acrónimo del mundo financiero, los CIVETS, incluyen Indonesia y a Turquía y muchos analistas consideran ahí debieron haber aparecido también México. Las economías emergentes, donde están Corea, México, Indonesia y Turquía.

Australia aparece dentro de su propia colección de acrónimos financieros, los CARBS en Canadá, Rusia, Brasil, Sudáfrica; o los CASSHCanadá, Australia, Singapur, Suiza y Hong Kong.

El hecho de que el mundo, tanto en la diplomacia de las relaciones internacionales como del mundo financiero, nos agrupe periódicamente juntos, hace alguna otra perspectiva sorprendente que no hayamos buscado antes crear un espacio de diálogo.

 

En términos generales compartimos características importantes. Tendemos a ser países grandes, con democracias importantes y generar, como lo hacemos, el libre comercio. Tenemos potencial de crecimiento relevante, tendemos a tener una voz regional importante y opinión en asuntos globales cada vez más importantes.

 

Tendemos a ser en nuestra región, puente entre diferentes espacios. Turquía lo es, por ejemplo, respecto de Asia y de Europa, respecto de Medio Oriente y África. México es respecto de América Latina y América Central, Norteamérica y el Caribe. Indonesia juega un papel fundamental dentro del concierto de países que integran a las naciones del sureste asiático. Australia juega un papel fundamental en las islas del Pacífico. Corea juega un papel relevante también en el gran dinamismo en su región.

 

Pero todo lo que tenemos en común y que hace sentido que nos vincule para hablar, no obsta para que no tengamos también diferencias importantes y son esas diferencias las que hacen que este espacio de diálogo sea toda vez más interesante, más importante, porque tenemos mucho en consecuencia que aprender los unos de los otros.

 

Indonesia tendría mucho que compartir, con nosotros por ejemplo, respecto del reto que ha implicado para ese país mantener la unidad nacional en un entorno que abarca 250 millones de personas, en un territorio que forman más de 7 mil islas, en una superficie que es 46 veces mayor a Suiza.

 

Tendríamos mucho que aprender, por ejemplo de quienes habitan en Yakarta, es la ciudad que más twittea en el mundo. Indonesia, por sí mismo, tiene más usuarios en Facebook que Inglaterra habitantes. 38 millones de turistas, todos los años, visitan Turquía y eso la convierte en una referencia obligada en torno al turismo global.

 

Antioquía y Estambul, figuran entre las quince ciudades más visitadas del mundo. Los turcos han sabido capitalizar o han sabido aprovechar su capital humano y su ubicación privilegiada con un país que se encuentra entre la frontera con Europa, Asia y Medio Oriente, para convertirse en el segundo país en el mundo con el mayor número de empresas contratadas para realizar proyectos en el exterior; un espacio que en inglés se denomina contraction work.

Cuatro sitios electrónicos turcos están entre los primeros diez sitios más populares en Europa, la falta de grandes reservas energéticas hace de Turquía un país líder en el tema de energías renovables del que posee la segunda mayor capacidad instalada a nivel mundial, específicamente en materia de paneles solares.

 

Si uno revisa algunos de los indicadores de Corea, ciertamente también llaman la atención y ofrecen espacios de aprendizaje; 4% del PIB coreano se dedica, se destina a la investigación y desarrollo. En materia del analfabetismo, es uno de los países del mundo que tiene la más baja, ocupan el primer lugar el ranking de innovación global de Bloomberg, el 6.1% de las patentes que a nivel global se solicitan desde Corea; tiene también la tasa más alta de graduados en ingeniería de la OCDE, gradúa tres mil 500 ingenieros por cada 100 mil habitantes.

En Australia se encuentran cinco de las 100 mejores universidades del mundo, junto con la alta calidad de sus centros de investigación científica, los australianos publican más artículos per cápita en revistas académicas de alto nivel que Estados Unidos, Canadá, Alemania o Japón.

De acuerdo con el BSA, con el Software Alliance y el Cloud Computing, Australia y Japón son los países mejor posicionados para impulsar el crecimiento del llamado cloud computing. Por sexto año consecutivo Australia ocupó el tercer lugar del índice de libertad económica y es el décimo primer país del mundo con mayor facilidad para hacer negocios de acuerdo con el Banco Mundial.

Esta colección de datos acredita que estos países se junten a dialogar, es un esfuerzo que vale la pena. Hemos estado buscando construir este espacio. Nos buscamos por primera vez en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, en 2013; ahí pactamos que habría un seminario, un retiro en la ciudad de México, cuyo objetivo era precisamente que identificáramos en común si había suficientes elementos de coincidencia y suficientes elementos de interés para que continuáramos con el esfuerzo de consolidar este espacio de diálogo.

Ahí revisamos, como ahora con ustedes, muchos de los elementos que aquí estamos identificando. Nos vimos en un espejo en donde mucho de lo que México tiene que ofrecer al mundo como actor global responsable lo comparte con Indonesia, con Corea, Turquía y Australia.

Y nos dimos cuenta también que esos países tienen en concierto con México mucho que decir cuando de manera coordinada presentamos una posición global en el mundo. Quedamos entonces, en ese retiro, que valdría la pena seguir alentando espacios de reflexión académica en México, en Indonesia, en Corea, en Turquía y en Australia, y también fuera de estos países.

Quedamos de volvernos a reunir en los márgenes de la Asamblea de la ONU este año, México coordinó los trabajos de este espacio incipiente durante este primer año, Corea lo hará a partir del siguiente, queremos aprovechar el hecho, no solamente de que somos miembros activos importantes, sistémicos de la ONU, sino que también lo somos del G20, y eso implica que en los márgenes del G20 habrá reuniones y oportunidad periódica de que dialoguen también los líderes de estos cinco países y los ministros que dentro del proceso del G-20 sea un encuentro también periódico.

Todos somos miembros de la OCDE. Indonesia no lo es de pleno derecho aún, pero tiene una relación especial con la OCDE, todos somos miembros de APEC, con excepción de Turquía, por razones geográficas, pero son muchos los espacios de coincidencia multilateral, que más allá de los espacios que la academia y el mundo financiero sugiere compartamos, implican la posibilidad de reunirnos a dialogar con frecuencia.

El seminario que hoy sesiona aquí en México atestigua precisamente nuestro interés compartido en el diálogo, de sacar los académicos de los países MIKTA van a reflexionar sobre el papel que el grupo puede tener en mejorar la gobernanza global, la cooperación internacional y la diplomacia pública.

Y esto es cierto, estoy seguro, les agradezco mucho que hayan asistido, que estas discusiones van a ayudar a enriquecer la agenda y las perspectivas de MIKTA, que somos un grupo de países que pueden ayudar a transformar el sistema internacional, que hay espacios en el sistema internacional para un grupo de países que con una óptica constructiva y conciliadora presten su voz y su capacidad de análisis alrededor de los retos que globalmente enfrentamos.

Muchas gracias por su atención.