Canciller José Antonio Meade: Gracias señor Primer Ministro. Me gustaría, en nombre del presidente Enrique Peña Nieto, expresar mi más sincero agradecimiento por la amable hospitalidad que nos ha brindado y agradecerle por su apoyo, sus consejos y su orientación en la construcción y en el fortalecimiento de esta gran región que es el Caribe.

México viene al Caribe y a Santa Lucía con la esperanza de un renovado sentimiento de colectividad, de comunidad. Celebramos este  nuevo entendimiento al que hemos acordado para llevar nuestros nexos bilaterales a un nuevo nivel.

Queremos que la relación bilateral entre México y Santa Lucía, y con el conjunto de los países del Caribe, sea estrecha y sólida, que podamos compartir nuestros valores con claridad.

México hará que su apoyo se sienta en esta región. Buscamos que el Caribe esté mejor preparado para hacer frente a los retos comunes. También debemos aprovechar todas y cada una de las oportunidades que compartimos y con ese espíritu, el presidente Enrique Peña Nieto nos ha instruido a lograr que nuestra presencia, siempre solidaria, se sienta y se refleje en los esfuerzos que hace Santa Lucía para fortalecer la relación.

Coincidimos en la identificación de los temas específicos que integrarán las agendas de la próximas cumbres CARICOM-México y de la Asociación de Estados del Caribe.

Me gustaría concluir esta breve reunión transmitiendo los saludos de nuestro presidente y la gratitud de la delegación mexicana que me acompaña.

Primer Ministro de Santa Lucía, Kenneth Davis Anthony: No hay mejor testimonio de amistad que la presencia del Canciller de México en Santa Lucía en representación del presidente Enrique Peña Nieto y de su país.

En la recién concluida cumbre de CELAC, tuve la oportunidad de hablar con el presidente Peña Nieto quien, fiel a su palabra, decidió enviar al Ministro de Relaciones Exteriores a Santa Lucía para expresar personalmente su solidaridad con mi país frente a lo sucedido el pasado mes de diciembre.

Desearía expresar mi inmensa gratitud, mi agradecimiento, mi reconocimiento al presidente Peña Nieto y, por supuesto, al pueblo de México. Santa Lucía y México hemos tenido una rica historia de cooperación, rica historia de amistad y de solidaridad.

Nunca debemos olvidar que hace varios años México estableció una Embajada aquí en Santa Lucía y que ha mantenido su presencia en nuestro país desde hace tiempo. Hay muchos jóvenes de Santa Lucía que han realizado sus estudios en México y que ahora proveen sus servicios al gobierno y el pueblo de Santa Lucía.

Durante mi conversación con el canciller Meade discutimos los temas de cooperación que forman parte de nuestra relación bilateral: en educación, cooperación en agricultura y, por supuesto, tuvimos oportunidad de enfocarnos en nuevas áreas de colaboración.

Muy pronto estaremos recibiendo ayuda y apoyo de México, lo que hará posible que nuestra gente pueda recibir agua potable y es por ello que estamos tan agradecidos. Hemos vislumbrado la oportunidad de cooperar en materia de turismo.

Tenemos mucho que aprender de México, y es por ello que insisto al ministro en la necesidad de incrementar nuestros vínculos juntos, para que México pueda al menos enseñarnos esas habilidades que nos faltan y, por supuesto, compartir ambos nuestras experiencias.

El Gobierno de Santa Lucía reitera su compromiso con México en la Asociación de los Estados del Caribe. Esa organización para muchos parece estar al borde de la muerte, pero con el compromiso e involucramiento de México, hay nuevas posibilidades, nuevas oportunidades la verdad es que el Caribe y Centroamérica, aquellas naciones que están bañadas por el Mar del Caribe, tienen un destino común que algunas veces estamos tan renuentes a explorar.

Espero que ahora con el apoyo de México, que este organismo pueda volver a la vida. Así que esta es una visita histórica, como le había dicho al ministro, no estoy feliz de que esta visita dure sólo tres horas, pero entiendo su programa.

Muchas gracias por su presencia.