Canciller José Antonio Meade.- Muchísimas gracias señor embajador, muchas gracias Mercedes Hernández de Graue por estar aquí con nosotros reflejando la cercana coordinación, entre la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Relaciones Exteriores, en temas que tienen que ver con programas sobre todo de becas, acompañamiento que va desde el principio del proceso hasta, como dijo Mercedes, el seguimiento puntual del éxito de la estancia de todos y cada uno de ustedes.

Me da mucho gusto hoy que nos acompañe aquí el consejero del presidente Martelly, a quien le doy también la más cordial bienvenida. Igualmente a Marie-Hélène Fis, que viene aquí representando al canciller Brutus, de Haití. Refleja ello la importancia que Haití le da al evento que hoy estamos celebrando, a la ocasión de tenerlos a ustedes aquí en México, que nos llena de júbilo.

Hoy llegan 93 de ustedes, el año pasado llegaron 103, y esperamos en los siguientes años que este programa continúe para que cada vez sean más los haitianos que tengan la posibilidad de tener una experiencia académica aquí en México.

Las próximas semanas tendrán un curso intensivo de español y de cultura mexicana, un curso que el embajador Guy Lamothe aprobaría sin ningún problema, siendo ya un profundo conocedor del español y de la cultura mexicana.

Después de esta inmersión profunda, se van a repartir todos ustedes en más de 40 instituciones mexicanas de educación superior. Y en ellas cursarán 11 carreras de gran utilidad para el desarrollo de Haití, como lo son hoy para el desarrollo de México. Van a estudiar agronomía, van a estudiar ingeniería civil, turismo o administración de empresas, entre otros.

Este programa se creó hace un par de años en la Secretaría de Educación Pública y el Ministerio de Asuntos Extranjeros y Cultos de la República de Haití. Por parte de la cancillería, participó la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Este programa permite, como aquí se ha comentado, ofrecer estas 300 becas en el 2013, 2014 y 2015; la idea es que sean 100 becas por año. Las 103 becas que se dieron en el año pasado han tenido un resultado extraordinario, un resultado extraordinario en la experiencia vital del estudiante haitiano en México, un resultado extraordinario en el desempeño académico del becario que la recibió.

Hoy queremos agradecerles mucho que hayan escogido a México, como destino, para realizar sus estudios y felicitarlos, porque hacerlo implicó participar en un proceso muy competido y nos asegura entonces que quienes fueron exitosos en el proceso, lo harán también muy bien en México.

Lo que queremos al final de este programa es que un día, en un futuro muy cercano, cuando un joven mexicano hable con orgullo de la historia de Haití y del papel que Haití jugó en los procesos de libertad, de independencia del resto de los pueblos americanos, cuando hablen con orgullo del arte haitiano, arte haitiano del que desde ahora formará parte este cuadro, en las exposiciones en el acervo de la cancillería. Arte haitiano, por cierto, que fue recién expuesto en el Museo de la Cancillería. Fue bien recibido y con mucho éxito.

Cuando puedan hablar de la importancia que Haití ha jugado en el continente, de los grandes esfuerzos que está haciendo para salir adelante, que ese joven mexicano pueda decir que sabe todo eso porque es amigo, en la universidad, de un joven haitiano con quien sigue compartiendo valores, proyectos y esperanza de futuro.

Muy bienvenidos a México, mucho éxito en esta experiencia académica y de vida. Muchas felicidades.