Muchas gracias y muy buenas tardes.

Quisiera expresar ahora, como lo hiciera al presidente en la reunión, el saludo respetuoso y fraterno del presidente Enrique Peña Nieto.

Como ustedes saben, por razones de salud se enfrentó en la mañana a una intervención quirúrgica. No pudo aquí acompañarnos, pero llevamos de regreso las expresiones y deseos de pronta recuperación, que ya se están realizando. De hecho, el presidente Peña Nieto y el presidente Pérez Molina tuvieron oportunidad de hablar hace unos minutos.

Y el presidente tuvo, en ese espacio de diálogo, posibilidad de reiterarle el aprecio, el afecto y la importancia que tiene, no solamente por Guatemala, por el presidente Pérez Molina, sino la importancia que le da al  Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla.

México, quisiéramos decirlo y reiterarlo aquí, reconoce en el presidente Pérez Molina, a quien fuera garante de la paz, a quien fuera defensor de las instituciones democráticas de Guatemala, a quien fuera valiente combatiente en contra de la dictadura, y a quien hoy enfrentan con gallardía, con contundencia, con fortaleza y da soporte a las decisiones democráticas de Guatemala.

En ese empeño, en ese esfuerzo, en esa voluntad, cuente presidente Pérez Molina con todo nuestro apoyo, con todo nuestro afecto, del pueblo y Gobierno de México, encabezado por el presidente Peña Nieto.

Tuvimos oportunidad, como aquí se refirió, de tener una cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, la quinceava cumbre de Tuxtla, en donde tuvimos como resultado una declaración que habrá de servirnos como guía de ruta para los trabajos de este Mecanismo hacia adelante.

Como decía la canciller Olguín, es un mecanismo que funciona bien, no sólo como espacio de concertación y como espacio de diálogo político sino también como un espacio en donde, quienes constituimos la región mesoamericana, coordinamos políticas públicas y realizamos proyectos concretos de cooperación.

El esfuerzo ha sido político. No solamente le dimos todo nuestro amplio soporte al proceso institucional y democrático en Guatemala, sino que comprometimos apoyo y convicción en favor de los esfuerzos que Colombia está haciendo por alcanzar la paz.

Reiteramos la importancia de buscar un diálogo abierto, transparente, creativo, entre los retos que enfrentamos en materia de drogas, reiteramos la importancia que tienen para la región los espacios que ofrece el Mecanismo de Tuxtla para dialogar sobre temas migratorios. Reiteramos, como comunidad Mesoamericana, el apoyo al actual presidente del BID en su esfuerzo, en su ánimo de reelegirse.

Desde el punto de vista, ya de la parte de cooperación, del diálogo, desahogamos una amplia agenda económica que incluyó revisar los avances en el Corredor Pacífico, corredor que ya tiene 65 por ciento de financiamiento necesario para su conclusión. Y vemos con satisfacción los avances en materia de integración eléctrica, del sistema de integración eléctrica, que ha servido para fortalecer la capacidad que tiene la región centroamericana de abastecer, en mejores condiciones de precio y de acceso, electricidad.

Comprometidos de redoblar esfuerzos en este sentido, de trabajar para ampliar, para modificar, para enriquecer, la matriz de generación eléctrica de la región y fortalecerla con otros elementos de generador, particularmente el gas. Revisando los esfuerzos que en materia de telecomunicaciones estamos haciendo y comprometimos redoblarlos para que esta autopista mesoamericana de información sea una realidad a brevedad.

En todos los esfuerzos que estamos haciendo de coordinación en materia de salud, en materia de combate al hambre, en materia de fortalecimiento de acciones de vivienda, y con este apretado resumen damos cuenta de un mecanismo que funciona, que da resultados y que permite que una región que es puente entre dos Américas, una región que explica el cuarenta por ciento del territorio en el que viven y en el que hacen su hogar 220 millones de personas, que exhiben un gran dinamismo económico, baja inflación, que recibe una parte importante de la inversión extrajera directa que se destina a América Latina y el Caribe, funciona y funciona bien.

Hicimos votos para mantenerlo vigente, y en todo ello reconocemos el liderazgo de Guatemala, del gobierno del presidente Pérez Molina, el trabajo destacado e infatigable del canciller Carlos Raúl Morales. Y quisiéramos, señor presidente, de nuevo reiterarle nuestro aprecio, nuestro afecto y nuestro agradecimiento.

Muchas gracias.