Canciller José Antonio Meade.- Muy buenos días, en este armado del salón me da gusto que se hayan tomado la molestia de distribuir a la gente igual que distribuyeron el presídium, también a los más jóvenes a la derecha, a los más talentosos a la izquierda y a los más inexpertos al centro.

La juventud es, por supuesto, un tema de visión, un tema de actitud, y en la óptica de la Cancillería siempre ha habido una visión joven que nos enriquece de muchos de los que están aquí sentados a la izquierda.

De hecho no hay un solo evento que haga la Cancillería, revisé ya la ley, y dice que no pueden tomarse decisiones si no está sentado el Embajador Rozental, quien aporta esa visión joven y de futuro.

Me da mucho gusto compartir espacio con Sergio López-Ayllón, se ha empezado a volver tradición, hemos tenido casi un evento por mes desde que empezamos, con una temática muy variada, lo que ilustra este espíritu que comentaba él en su participación, de un CIDE con una visión internacional y con una óptica muy comprometida, con el análisis y con la reflexión de temas que va más allá de lo que está discutiendo México.

Y es un privilegio compartir el foro con Enrique García. Ciertamente lo que ha hecho Enrique en el CAF, la transformación que la Caja Andina de Fomento ha sufrido en los últimos años es un paradigma de lo que él ha venido diciendo en materia de Latinoamérica.

Pongo en perspectiva, el orden de magnitud, la Caja Andina de Fomento pasó de ser una caja que administraba hace algunos años, él por alguna razón usa de referencia los 70 y yo por alguna razón uso la de los 90, cada quien está anclado en su década y las lecciones son las mismas, en los 70 y en los 90 la reflexión de lo que discutíamos en Latinoamérica era igual y el grado de avance ha sido muy importante, pero pasó de administrar 500 millones de dólares de activos a administrar hoy más de 18 mil 500 millones de dólares de activos.

Si el resto de las variables de América Latina se hubiesen movido como se movió la Caja Andina de Fomento, el tipo de diálogo y de reflexión que estaríamos teniendo sería muy distinto, no obstante que muchas de las variables han tenido una evolución muy positiva.

Me da mucho gusto que venga Enrique García y que celebre en la Cancillería algunas de las decisiones que tomamos en la cachucha previa, porque desde el punto de vista presupuestas se han criticado casi todas las que tomé, sobre todo sobre cuál era el tratamiento presupuestal que se le daba a la Cancillería.

Entonces, el hecho de que alguien venga acá y diga que algunas decisiones acertadas tomamos es ciertamente refrescante.

Hay varias cosas que han cambiado en el terreno de la definición de la agenda en políticas exteriores, tiene que ver con los espacios de diálogo, con diferentes sectores de la sociedad civil, incluidos los jóvenes.

Es difícil pensar ahora que puede definirse la agenda que se está discutiendo en diferentes espacios de gobernanza internacional, la ONU, la Caja Andina de Fomento, el Fondo Monetario, el Banco Mundial, el G20, sin considerar en él la opinión de diferentes sectores de la sociedad, incluidas en particular las reflexiones que respecto de diferentes temas estén aportando los jóvenes.

Regreso un poquito al contexto Latinoamericano. Han sido buenas décadas para Latinoamérica, si uno revisa casi cualquier cifra los avances han sido dramáticos. Para 1987 la inflación promedio era 125%, llegamos a una inflación a ver inflaciones de 475% promedio en algunas regiones de Latinoamérica, y el año pasado observamos una inflación de solamente 4.3%.

La deuda vigente en los 90 era del doble de la deuda promedio vigente el día de hoy. La pobreza extrema hace dos décadas era el doble de la que se observa el día de hoy.

Si revisamos indicador por indicador de carencia, lo que Latinoamérica ha hecho en este último par de décadas es igualmente sorprendente. El acceso de nuestra población a la educación básica y el acceso de la población a electricidad en la mayoría de los países ya tiene indicadores por arriba del 90%.

El acceso de la población al drenaje, a piso firme, a una estructura permanente de la casa, acceso a agua potable, ciertamente ha sido una década de progreso importante.

¿De qué debiéramos de estar hablando entonces los jóvenes? ¿Qué deberíamos de estar discutiendo en la agenda latinoamericana? Y ¿de qué está hablando el mundo? En conversación actual los jóvenes están teniendo un papel relevante.

El mundo está hablando, primero, del cumplimiento de las metas del 2015. Ese es un debate importante, es un debate que fija la ONU y que pone foco en el tipo de indicadores de acceso, como los que estamos hablando. Indicadores de acceso en donde los grados de cumplimiento habrán de probar ser muy satisfactorios.

En el caso de México prácticamente en todos, con algún rezago en uno en particular en el que se está trabajando, pero en términos generales esas metas que tenían que ver con acceso, son metas que le pusieron foco a las políticas públicas del mundo y que habrán de entregar buenos resultados y habrán de dar vigencia a las instancias multilaterales que las fijaron.

¿De qué más está hablando el mundo? Que es una discusión fértil y de futuro. ¿Qué queremos hacer después de 2015? Que es un debate interesante, en términos de cuál va a ser la nueva óptica en términos de ¿qué queremos fijarnos para que sean de nuevo foco de la política pública hacia adelante? ¿Será nuevamente acceso? ¿Tendrá una característica cualitativa distinta? ¿Cómo habremos de medirlo? y ¿qué impacto habrá de tener en el mundo? Es una de las reflexiones más importantes y más vitales, yo creo, en la que puede participar un joven el día de hoy.

Además otras discusiones que son importantes para la región y que acredita que los espacios multilaterales pueden dar buenos resultados. En las Naciones Unidas se está hablando de armas, y uno de los elementos interesantes, uno de los entregables importantes en la Asamblea General de la ONU probablemente sea el que muchos países ratificaron y ahora entreguen el Tratado de Armas, validado por cada uno de estos países.

Eso ilustra que un tema importantes, sobre todo para la región, encontró cause en un espacio multilateral y el punto resultó satisfactorio, que da un punto sobre el cual podemos seguir trabajando en abatir esa problemática, pero que nos permitirá tener un registro, que nos permitirá tener elementos puntuales que nos permitan hacer un diagnóstico de si las armas están o no llegando a manos equivocadas y cómo podemos evitarlo.

El mundo habla, y pocos debates tan relevantes para los jóvenes aquí hoy presentes, de cambio climático. De los 70´s para acá, pues la percepción de si es un debate vigente importante, es decir, si es un fenómeno hecho por el hombre o si es un fenómeno que refleja otro tipo de tendencias, pues se ha acabado y sus consecuencias son reales. Y por lo tanto, el debate alrededor de qué política pública es conducente a aminorar sus impactos y hacerle frente, pues es un debate de gran vigencia para los jóvenes de la región y del mundo.

Seguiremos hablando de migración, seguirán habiendo reflexiones importantes alrededor del tema, es una realidad latinoamericana. La región latinoamericana, México en particular, son regiones que generan migrantes, por las que transitan migrantes y que en muchos casos ya son destinos también de migrantes y que exigen una óptica diferente, en términos de cómo conceptualizar el reto y cómo irle haciendo frente.

Hablaba enrique de la importancia de preservar diversidad cultural, Otro de los temas sobre los que estará hablando el mundo en los años venideros tiene que ver con el tema de los indígenas, con el tema de esa identidad cultural, de esos espacios de integración, de esos elementos que enriquecen en su pluralidad a culturas como las nuestras.

Un tema, sin ninguna ambigüedad importante, importante para Latinoamérica, tiene que ver con las instancias de gobernanza mundial. El Consejo de Seguridad nos representa adecuadamente, su estructura fijada, previamente incluso a los 70´s, es la estructura de gobernanza adecuada para enfrentar los retos que tenemos. Tiene los mecanismos de diálogo suficientes, tiene el diseño entre permanentes y temporales adecuados. La estancia de los temporales es o no la adecuada, está rebasado el modelo en su conjunto y debemos de buscar otros espacios de gobernanza.

Estaremos hablando en el mundo, y en este seminario ustedes, sobre el tema de combate a las drogas. Es un tema que ha generado, primero una posición hemisférica interesante llamando al debate. Llamado que ha tenido eco y que encontrará concreción en el espacio de 2016 en la ONU, lo ha encontrado ya en la OEA y nos obliga a todos a repensar los paradigmas sobre los que hemos venido actuando.

Igualmente, se discutirá en Latinoamérica y en el mundo cuáles son los mejores enfoques para hacer frente a la delincuencia organizada transnacional, reconociendo la naturaleza global del fenómeno y la importancia de encontrar, para hacerle frente, soluciones compartidas.

En otros espacios, el mundo seguirá hablando del crecimiento. Como decía Enrique, hay algunas regiones que han tenido un buen desempeño; Asia y América Latina, entre otras. Pero seguimos enfrentando un entorno de crecimiento anémico, que nos obliga a buscar espacios de coordinación de nuestras políticas públicas para irlo superando.

De la mano de este crecimiento anémico, seguimos teniendo un reto importante de empleos y ningún sector tan importante en reto de empleos como entre los jóvenes, donde de manera sistémica y estructural vemos en el mundo, y nos preocupa, falta de acceso y oportunidades a jóvenes que en algunos casos alcanza cifras verdaderamente alarmantes.

Nos preocupa en consecuencia, y hablaremos de ello, la arquitectura financiera que tenemos, tanto en los espacios de cada país, como en la arquitectura financiera global. Dentro de los cuales la CAF es un ejemplo positivo, es un ejemplo constructivo. El papel que una buena arquitectura financiera tiene en el diseño de la política pública y en el diseño además de la agenda de integración.

Seguiremos hablando de comercio. En muchos países en la región hemos hecho del libre comercio un elemento fundamental, una piedra angular de nuestra política de crecimiento con buenos resultados. México pasó de ser en 94, hace 19 años, que exportaba 18 billones de dólares al año, a ser un país que exporta más de un billón de dólares todos los días.

Un país que comercia sólo con Norte América más de un millón de dólares cada minuto, y seguiremos discutiendo en los espacios de gobernanza global cómo todos estos elementos que han generado en muchos casos crecimiento, no han logrado abatir desigualdad, que es un tema que en la región nos genera preocupación.

Y dentro de este contexto, México en Latinoamérica habrá de continuar participando en los esfuerzos de integración que son muy relevantes. Hoy, uno ve con optimismo Latinoamérica, y por buenas  razones, y hoy uno ve con preocupación el contexto europeo, pero si uno revisa con cuidado la agenda de lo que se está discutiendo en Europa y la agenda que estamos discutiendo en Latinoamérica, uno encuentra aprendizajes en la agenda europea que serían relevantes para el caso latinoamericano.

En Latinoamérica compartimos cultura, compartimos herencia, compartimos aspiraciones, compartimos, en buena parte del continente, el lenguaje. Y todo me hace pensar que los esfuerzos de integración necesarios para presentarnos frente al mundo, como bloque, sería un esfuerzo de integración que encontraría muy buen soporte. No obstante eso, si revisamos en dónde están habiendo esfuerzos de integración importantes, pues nos damos cuenta de que América Latina, en general con Centroamérica y con el Caribe, la agenda de integración avanza mucho más despacio que en otras regiones que hoy parecen más emproblemadas.

En las naciones  del sureste asiático habrán de constituirse en comunidad en el 2015. En Europa, ya con la presencia de una unidad monetaria, pero no necesariamente expuesto el mejor consejo, pero los elementos de integración han sido, sin ninguna ambigüedad, interesantes. No sólo en su gobernanza sino en la forma como a partir de esta crisis habrán de coordinar sus políticas fiscales sus mecanismos de resolución bancaria, sus mecanismos de supervisión bancaria.

Y esto implica que Latinoamérica en el futuro enfrentará bloques bien integrados en Asia, bloques bien integrados en Norteamérica, bloques bien integrados en Europa, y en el caso de América Latina, décadas muy positivas de crecimiento y poco avance en la agenda de integración.

Un experimento interesante en la agenda de integración, ciertamente lo constituye la Alianza del Pacífico; un espacio que nace abierto, que ha dado buenos resultados, que ha sido un experimento interesante y dramático en su alcance, en materia de integración, que ha alcanzado entre los países que la integran en la forma como ha avanzado en el diálogo entre los países de la Alianza y otros países de la región, y otras regiones y países del mundo.

La importancia para México de la relación con Latinoamérica es cada vez más importante. Con perspectiva, México hoy comercia con Centroamérica prácticamente lo mismo que comercia con los países de la Alianza del Pacífico y prácticamente lo mismo que comercia con España.  Son bloques comerciales, en consecuencia relevantes, que deben de anclar hacia adelante  para México, crecimiento, inversión y generación de empleo.

Termino reflexionando entonces, que la agenda de temas que tenemos hoy para discutir, es una agenda fascinante, es una agenda interesante, es una agenda de mucha vigencia, pero la agenda que vamos a discutir en el futuro va a ser la agenda que surja de foros de reflexión como los que convoca hoy el CIDE y la CAF, que acreditan que la visión de gran aliento, la visión creativa es la que se tiene a la izquierda y a la derecha y no necesariamente acá en el centro.

Pues muchas gracias y buenos días.