En representación del gobierno de México, la subsecretaria para América Latina y El Caribe, Vanessa Rubio Márquez, participó este lunes en el debate abierto del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSONU) sobre “Desarrollo Inclusivo para el Mantenimiento de la Paz y Seguridad Internacionales”, presidido por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Durante su intervención, la subsecretaria Rubio Márquez felicitó a Chile por la conducción que ha llevado de la presidencia rotativa del CSONU y destacó que la inclusión es tema esencial para el desarrollo, tal y como México lo ha propuesto. Mencionó que las sociedades incluyentes favorecen un ambiente propicio para el mantenimiento de la paz, la seguridad y el ejercicio pleno del estado de derecho.

Destacó que México está cierto que el camino para avanzar hacia un mejor futuro de paz, prosperidad y mayores oportunidades, debe empezar por el respeto a la ley y a los derechos humanos, por fortalecer la transparencia y la adecuada rendición de cuentas, generar infraestructura clave que detone el desarrollo, la efectiva instrumentación de reformas y por combatir la pobreza con nuevas fórmulas para la inclusión y la participación social.

El debate contó con presentaciones del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; el presidente de la Comisión de Consolidación de la Paz, Antonio de Aguiar Patriota; y la presidenta de la Gbowee Peace Foundation Africa y Ganadora del Premio Nobel de la Paz (2011), Leymah Gbowee. También intervinieron los cinco miembros permanentes del Consejo (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) y los 10 miembros no permanentes (Chile, Angola, Chad, Jordania, Lituania, Malasia, Nueva Zelandia, Nigeria, España y Venezuela).

El CSONU tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales. Está conformado por 15 miembros y cada miembro tiene un voto. Todos los miembros de la ONU convienen en aceptar y cumplir las decisiones del Consejo de Seguridad. Éste es el único órgano de la ONU que, conforme a la Carta de la Organización, obliga a todos los Estados a cumplir con sus decisiones y las de sus órganos subsidiarios.

La subsecretaria Rubio estuvo acompañada por el embajador Jorge Montaño, representante permanente de México ante la ONU.