La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Departamento de Vehículos Motorizados de California, Estados Unidos, firmaron un memorándum de entendimiento para colaborar en la aplicación efectiva de la ley AB60. Esta ley permitirá tramitar un nuevo tipo de licencias de conducir a personas indocumentadas en ese estado.

La suscripción de este instrumento es el resultado del impulso que el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Jerry Brown han dado a la relación entre México y California.

Desde diciembre de 2013, el gobierno de México inició pláticas con autoridades estatales de California para establecer un sistema de verificación electrónica de documentos en tiempo real. Cumpliendo con todas las leyes y normas mexicanas relativas a la protección de datos personales, este esquema permitirá que los documentos de identificación mexicanos, particularmente el pasaporte, la matrícula consular de alta seguridad y la credencial de elector del Instituto Nacional Electoral, sean aceptados como documentos únicos y suficientes para identificar a connacionales solicitantes de las nuevas licencias para conducir.

El memorándum, suscrito el pasado 18 de diciembre por el cónsul general de México en Sacramento, Carlos González Gutiérrez, y por el subdirector del Departamento de Vehículos de California, Wesley Goo, sienta las bases para la cooperación entre las autoridades californianas y la red de 10 consulados de México en ese estado. Esto permitirá redoblar esfuerzos a fin de informar a la comunidad inmigrante de los pormenores de la nueva ley y protegerla ante posibles casos de abuso y fraude.

La ley AB-60, que beneficiará potencialmente a 1.4 millones de personas, entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2015 y las nuevas licencias se comenzarán a expedir a partir del 2 de enero.