• Se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto, con quien analizará mecanismos para fortalecer la relación bilateral
La presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff, realizará a partir de este lunes una visita de Estado a nuestro país, en la que será recibida por el presidente Enrique Peña Nieto.

Se trata de la primera visita que la mandataria brasileña efectúa a México en lo que va de sus dos administraciones.

Significará de la misma forma el quinto encuentro que sostendrán ambos mandatarios. La última reunión entre los presidentes Rousseff y Peña Nieto tuvo lugar durante la pasada Cumbre de las Américas celebrada en Panamá en abril de este año. En esa ocasión, acordaron reforzar y profundizar los vínculos bilaterales y trabajar conjuntamente por una América Latina próspera y en paz.

En la capital de la República Mexicana, la presidenta Rousseff se reunirá con el presidente Peña Nieto, con quien analizará mecanismos para fortalecer la relación bilateral, sostendrá un encuentro con el jefe de gobierno del Distrito Federal y asistirá a una sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

México y Brasil representan conjuntamente el 62% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región, el 55% de su población y el 55% de su territorio. En 2014, registraron un comercio bilateral de 9 mil 213 millones de dólares.

México invierte en Brasil más de 30 mil millones de dólares, cifra que lo ubica como uno de los principales inversionistas a nivel mundial en ese país.

Como resultado de la eliminación de las visas entre ambas naciones en mayo de 2013, el turismo ha aumentado de manera importante. Mientras que en 2005 se recibían a más de 78 mil turistas anuales de Brasil en México, en 2014 se recibieron cerca de 310 mil.

En materia de cooperación se tienen proyectos en una amplia gama de temas relacionados con la genética, la investigación forestal, sanidad, investigación pecuaria, agricultura, agronomía, recursos hídricos, prevención de desastres naturales, salud, aeronáutica, energías renovables, telecomunicaciones, silvicultura tropical y comunidades rurales, entre otros.

En esta visita de Estado se refrendarán los lazos históricos de amistad entre los gobiernos y ambos pueblos. Se reforzará el diálogo político, se robustecerá el marco jurídico bilateral que hoy consta de 21 instrumentos y se anunciarán acciones para maximizar el potencial de incremento del comercio, la inversión y el turismo.

Brasil y México inaugurarán una nueva etapa de profundización de la relación bilateral en todos niveles y en una amplia variedad de temas, que resultarán en proyectos concretos en beneficio de la creación de empleos, la educación y la generación de oportunidades en ambos países.