• El comercio entre los dos países ha crecido más de 200 por ciento en los últimos dos años
  • Rusia es hoy el tercer mercado de exportación para cárnicos mexicanos

La Agencia Mexicana de Cooperación para el Desarrollo (AMEXCID), por conducto de la Dirección General de Cooperación y Promoción Económica Internacional, organizó el Seminario “Oportunidades en la Relación México-Rusia”. El evento fue encabezado por el nuevo titular de la Embajada de México en ese país, Rubén Beltrán.

Participaron representantes de varias empresas mexicanas con intereses de negocios en Rusia, del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) y de ProMéxico.

En los últimos tres años, la relación económica entre México y la Federación Rusa se ha ampliado significativamente en materia turística, comercial y de inversiones. Particularmente, en los últimos dos años, el comercio bilateral registró una tasa de crecimiento de 219 por ciento. Por su parte, la llegada de turistas rusos a México ha pasado de 27 mil en 2010 a 42 mil en 2011 y casi 45 mil en la primera mitad de 2012. Este incremento se ha visto favorecido por el establecimiento de varios vuelos directos entre ambos países.

Este dinamismo se refleja en el aumento de los flujos de exportación de productos como alimentos y bebidas, farmacéuticos y autopartes. Como resultado de estas tendencias, Rusia se ha convertido en el tercer mercado de exportación para la carne mexicana.

Los asistentes que representaron al sector privado en el seminario pusieron énfasis en el gran potencial que ofrecen ambas economías emergentes, especialmente en sectores estratégicos como el energético, automotriz, alimentos y de industrias de alto valor agregado. Asimismo, se suscitó un fructífero intercambio de experiencias sobre mejores prácticas para impulsar negocios con Rusia.

Este seminario parte de las acciones para dar cumplimiento a la instrucción de Presidente Enrique Peña Nieto con relación a que la política exterior debe contribuir en todos los planos a las metas del país en los cinco ejes estratégicos de la acción gubernamental; sea promotora del desarrollo a través del comercio, las inversiones recíprocas y la cooperación con países que son contrapartes prioritarias, así como lograr que México sea un actor con responsabilidad global.

Al mismo tiempo, seminarios como este brindarán a los embajadores mexicanos que tomen posesión en nuevas adscripciones una masa crítica que les sirva de guía en la agenda de promoción bilateral y a desarrollar las actividades de apoyo que requiere el sector empresarial mexicano para incursionar de mejor manera en el mercado global.

En el evento participó también Alejandro Hinojos, Director Ejecutivo de Promoción Internacional de ProMéxico.