La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) adoptó hoy por consenso un proyecto de resolución presentado y negociado por México sobre la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, en la que, por primera vez, la comunidad internacional aborda en este tipo de instrumentos de la ONU el tema de las aeronaves no tripuladas.

La resolución fue aprobada por la Tercera Comisión (Asuntos Sociales y Humanitarios) de la Asamblea General y constituye un paso importante en la regulación internacional respecto de las aeronaves no tripuladas. En ella se determina que el uso de estos artefactos debe realizarse en cumplimiento con las obligaciones establecidas por el derecho internacional humanitario, incluidos los principios de distinción y proporcionalidad, así como por el derecho internacional de los derechos humanos.

La resolución toma nota del informe del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo y de la necesidad de llegar a un acuerdo internacional respecto al uso de las aeronaves no tripuladas.

Destaca, además, la necesidad de atender a las víctimas y sus familias de la lucha contra el terrorismo para que obtengan una reparación adecuada, efectiva y rápida, que no emane sólo de la solidaridad sino del respeto de sus derechos humanos fundamentales.

Asimismo, subraya la obligación de los Estados de llevar a cabo investigaciones expeditas e imparciales siempre que exista la posibilidad de que, en la lucha global contra el terrorismo, una norma de derecho internacional haya sido incumplida al tiempo que reitera la importancia de la rendición de cuentas.

La decisión de la Asamblea General refrenda el compromiso de la comunidad internacional con el respeto y el cumplimiento de los derechos humanos del derecho internacional humanitario así como del derecho internacional de los refugiados en la lucha mundial contra el terrorismo.