Ayer inició operaciones el puerto fronterizo Boquillas del Carmen-Big Bend, ubicado en la frontera entre Coahuila y Texas, parte del proyecto integral de conservación medioambiental del Parque Binacional Big Bend-Río Bravo. Brinda servicios de miércoles a domingo, de 8:00 a 17:00 horas, y permite el cruce de personal especializado para la conservación del parque y de turistas que visitan los atractivos ecológicos de la región.

La apertura del puerto es producto de la coordinación con Estados Unidos en el marco de la Declaración para la Administración de la Frontera en el Siglo XXI. Refleja el compromiso de ambos países con el medio ambiente de la zona fronteriza.

La concreción del proyecto fue posible, en México, por el trabajo conjunto del Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Gobierno de Coahuila y la Secretaría de Relaciones Exteriores, con el apoyo de otras dependencias.