En la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) inició hoy el Seminario de Capacitación sobre Mecanismos Internacionales para la Prevención de Atrocidades Masivas, organizado por la cancillería, el Instituto Auschwitz para la Paz y Reconciliación y el Museo Memoria y Tolerancia, en colaboración con la Oficina de los Asesores Especiales de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger.

El seminario tendrá una duración de dos días y está dirigido a funcionarios de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, de organismos públicos de derechos humanos así como de las principales instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil del país.

El objetivo es brindar capacitación teórica y práctica, desde un enfoque preventivo; abordará los conceptos del genocidio y demás atrocidades masivas y los procesos por los que ocurren, partiendo del ejemplo del Holocausto.

Además, profundizará en el concepto de la responsabilidad de proteger y la responsabilidad legal internacional por la comisión de esos crímenes. También examinará los modelos y mecanismos regionales de alerta temprana y las opciones de políticas públicas para la prevención de atrocidades.

La capacitación será impartida por renombrados conferencistas que incluyen a James Waller, profesor del Cohen Center for Holocaust & Genocide Studies del Keene State College; Tibi Galis, director ejecutivo del Instituto Auschwitz para la Paz y Reconciliación; y Mario Buil-Merce, representante de la Oficina de los Asesores Especiales de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger.

Durante la inauguración, el embajador Juan Manuel Gómez Robledo, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, destacó que “los flagelos y sufrimientos indecibles que produjo la Segunda Guerra Mundial redefinieron las relaciones internacionales, y con ello, el derecho internacional”. Dijo que la contribución de todos los actores, incluyendo los no estatales, es clave en la prevención de crímenes internacionales.

Subrayó, también, que el genocidio en Ruanda y la actual crisis en Siria han sido resultado de una falla en las políticas de prevención, y que el lema de las generaciones presentes y futuras debe ser "nunca más".

El consultor jurídico de la cancillería, Max Diener Sala, enfatizó que México es un país tradicionalmente comprometido con las normas y principios del derecho internacional encaminados a la prevención de atrocidades masivas.

Dijo que el seminario se enmarca en las labores que realiza México como uno de los 18 países miembros de la Red Latinoamericana para la Prevención del Genocidio y Atrocidades Masivas, creada en 2012 con el propósito de intercambiar buenas prácticas y capacitar a servidores públicos en materia de prevención del genocidio y atrocidades masivas. Detalló que México da seguimiento a las actividades de la red en el marco de la Comisión Intersecretarial de Derecho Internacional Humanitario.

Por su parte, Adama Dieng, asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio, agradeció el papel proactivo que desempeña México como miembro de la Red Latinoamericana para la Prevención del Genocidio y Atrocidades Masivas.

Destacó que el seminario “es testimonio del liderazgo de México en materia de prevención del genocidio y de todos los crímenes atroces”, y es reflejo del compromiso de avanzar en estrategias que puedan fortalecer la capacidad del gobierno y de la sociedad para prevenir estos crímenes”.

Con este seminario, el gobierno de México reafirma su compromiso con la promoción de los esfuerzos para prevenir atrocidades masivas y con el cabal cumplimiento del derecho internacional.