En el marco de su visita de trabajo a nuestro país, el presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, inauguraron este viernes la exposición fotográfica y documental alusiva a los Acuerdos de Paz de esa nación centroamericana, en el ex colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco.

El presidente Sánchez Cerén elogió el papel de nuestro país como instancia impulsora de la solución pacífica de conflictos en la región. Recordó que en 1992 la participación de México fue clave para concretar los acuerdos que pusieron fin a la violencia en su país, a través de la vía del diálogo y la negociación, cuya ceremonia oficial tuvo lugar en el Castillo de Chapultepec.

“No quiero dejar de expresar que la venida aquí a México como presidente de El Salvador es también el reflejo de cuando los pueblos se proponen ideales y luchan incansablemente por alcanzarlos, siempre es posible llegar a ellos”, expresó.

Agregó que “la historia de México es una historia no sólo de los mexicanos, sino de los latinoamericanos. En aquella época nadie iba a creer que un conflicto de las dimensiones de El Salvador pudiera resolverse por la vía diplomática, por la vía del entendimiento, y por la vía de una solución política y negociada”.

“El conflicto se hubiera evitado si se hubiera atendido la gestión de México, del gobierno de México, allá en los años 80, que era necesario que el gobierno de Estados Unidos platicara con las fuerzas insurgentes de El Salvador. México no descansó, creía firmemente en que era el camino para encontrar soluciones al conflicto salvadoreño”, indicó el mandatario.

El presidente Sánchez y el canciller Meade coincidieron en que México y El Salvador son aliados estratégicos en la región de América Latina.


15674651721 e66efc00a2 o.jpg
15057215333 b293884dfa o.jpg
15676575875 8fb2187d18 o.jpg
15678163882 2df596bf64 o.jpg