Con el objetivo de contribuir al desarrollo y estabilidad del hemisferio, y ante los nuevos retos y desafíos del siglo XXI, los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), decidieron iniciar en este 2014 los trabajos para definir el nuevo rumbo del organismo.

México, una de las naciones fundadoras de la OEA, resultó electo presidente del grupo de trabajo encargado de definir su nueva visión estratégica. Lo anterior, en reconocimiento al papel de nuestro país como articulador en la consecución de importantes objetivos que han favorecido el desarrollo de la región.

El pasado 12 de septiembre, durante la XLVII Asamblea General Extraordinaria de la OEA, celebrada en la ciudad de Washington, D.C., se aprobó la resolución “Orientaciones y objetivos de la visión estratégica de la OEA”, que establece planes estratégicos cuatrienales en cada uno de sus pilares: democracia, derechos humanos, desarrollo integral y seguridad multidimensional.

México continuará colaborando en el diseño de estos planes que, aunados a los programas y proyectos de otros foros interamericanos, contribuirán de manera positiva a la estabilidad, la prosperidad y la paz en la región.

La OEA es el organismo interamericano con mayor membresía del hemisferio, fundado en 1948 con la firma de la Carta de la OEA (Carta de Bogotá). Tiene el propósito de afianzar la paz y la seguridad del continente, así como asegurar la solución pacífica de controversias entre los Estados y promover el desarrollo económico, social y cultural.