El Grupo de Trabajo ad-hoc de Composición Abierta sobre Asuntos de Biodiversidad Más Allá de la Jurisdicción Nacional (BBNJ, por sus siglas en inglés) resolvió por consenso recomendar a la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGONU) dar inicio a negociaciones internacionales para la posible ulterior adopción de un Acuerdo de Implementación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) sobre BBNJ. El acuerdo se logró después de nueve años de haber sido establecido el Grupo de Trabajo.

El objetivo es lograr un tercer acuerdo de implementación de la CONVEMAR que regule, en general, las actividades de los Estados en las zonas marinas que se encuentren fuera de la jurisdicción nacional. En particular se identificaron temas trascendentes como la vigencia del principio de patrimonio común de la humanidad respecto de los recursos genéticos localizados en los fondos marinos, incluyendo la repartición de beneficios; utilización de herramientas de conservación ambiental por área, incluyendo a través de áreas marinas protegidas; la obligación de llevar a cabo evaluaciones de impacto ambiental, así como alentar la creación de capacidades y la transferencia de tecnología marina.

Conforme a lo recomendado, la AGONU deberá establecer una Comisión Preparatoria compuesta por Estados y con participación de diversos observadores, incluyendo representantes de la sociedad civil, a fin de que se cuente con insumos para recomendar a la Asamblea General los elementos de un proyecto de texto de un instrumento jurídicamente vinculante en el marco de la CONVEMAR. La Comisión Preparatoria desarrollará sus funciones hasta finales del 2017.

Resulta fundamental remarcar que durante el último año de negociaciones la delegación de México, liderada por  el Maestro Max Alberto Diener Sala, Consultor Jurídico de la Cancillería, jugó un papel fundamental en la concreción del consenso dentro de la comunidad internacional con respecto a BBNJ, lo cual fortalece la posición de nuestro país dentro de la comunidad internacional en lo concerniente a los océanos en general y lo vuelve una pieza clave en las futuras negociaciones del Acuerdo de Implementación sobre BBNJ.