La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), a través del Instituto Matías Romero (IMR) y la Dirección General de Coordinación Política, suscribieron este miércoles un convenio general de colaboración con la Coordinación General de Asuntos Internacionales del Gobierno del Distrito Federal, que impulsará la cooperación en políticas públicas, intercambio de experiencias y tareas de capacitación.

El convenio otorga un marco institucional a la colaboración que ya realiza la cancillería con la Alianza Euro-Latinoamericana de Cooperación entre Ciudades (proyecto ALLAs), coordinada por el gobierno de la ciudad de México y cofinanciada por la Unión Europea.

Se contempla el establecimiento de esquemas de acción conjunta para el fortalecimiento de capacidades institucionales de funcionarios locales en temas internacionales; intercambio de funcionarios locales en instituciones de los países que conforman el proyecto ALLAs así como fortalecer la presencia de las entidades federativas y municipios de México en foros y redes internacionales relativos a su competencia.

El proyecto ALLAs reúne a las ciudades de Medellín, Lima, Quito, Montevideo, Belo Horizonte, Morón así como al Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional y Ciudades Unidas de Francia. Ello, a fin de impulsar las relaciones internacionales entre ciudades para mejorar la calidad de sus políticas públicas y su desarrollo territorial.

El convenio se firmó en el marco del Taller de Diseño y Gestión de Proyectos para la Internacionalización desde el Ámbito Local, mismo que se desarrollará en el Instituto Matías Romero del 18 de febrero al 9 de marzo.

En la firma participaron Emilio Suárez Licona, director general de Coordinación Política; el embajador Alfonso de María y Campos, director del Instituto Matías Romero; y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador general de Asuntos Internacionales del Gobierno del Distrito Federal.

La cancillería y el Gobierno del Distrito Federal, a través del proyecto ALLAs, refrendan su compromiso para fortalecer las capacidades institucionales de los gobiernos locales, con el convencimiento de que la consolidación de México como un actor con responsabilidad global transita por el fortalecimiento de las competencias y la coordinación entre los tres órdenes de gobierno.