Pregunta: ¿Qué representa para usted recibir El Águila Azteca? ¿Qué significa recibir este premio, esta condecoración?

Cónsul honoraria: Me da mucha felicidad, mucha emoción. He colmado mi tarea de cónsul honoraria con mucho amor, mucho orgullo, estoy orgullosa de haber tenido la confianza del Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos por otorgarme el honor de representarlo en Túnez.

No podría explicar mi sentir, no sabría cómo expresar mi emoción y mi felicidad.

Pregunta: Señora, usted ha dicho que México es su segundo país, ¿cuál es su historia con México?

Cónsul honoraria: Mi historia con México, mi esposo lo representó durante más de 20 años, este lazo era estrecho. Es una relación de negocios, una relación amigable, una relación personal, estaba en relación con grandes personas de México que conocimos por sus negocios, su asociación de comercio internacional, importación y exportación. Mi esposo siempre amó México y estaba orgulloso de representarlo y yo estoy orgullosa de haber continuado con su labor.

Es un amor que permanece, que continúa y espero que sea transmitido a mis hijos, así la familia trabajará por México por generaciones.

Pregunta: ¿Usted siente verdaderamente que es su segundo país?

Cónsul honoraria: Sí, totalmente, incluso para sacrificarme por este país, soy tunecina y mexicana de corazón. Con la principal tarea de proteger a los ciudadanos mexicanos y dispuesta a hacer más.

Pregunta: ¿Cuénteme más del problema que hubo recientemente con mexicanos?

Cónsul Honoraria: ...que los mexicanos sean inmediatamente transportados por automóviles de la policía o militar o automóviles que contaran con seguridad y que volvieran al barco.

Una vez que estuve tranquila, que los ciudadanos mexicanos estaban a bordo del barco, que las autoridades tunecinas me tranquilizaron y pidieron de poner al corriente a las autoridades mexicanas que los mexicanas estaban sanos y salvos, hizo falta que, porque no estaba tranquila, quería ir a supervisar a los ochos residentes mexicanos porque uno de ellos se refugió en un cuartel y no estuvo a bordo hasta las 16:30 horas. Fue necesario que, después de llamarme por teléfono para decirme que “encontramos al ciudadano mexicano y abordó el barco”, no estaba tranquila, era necesario que supervisará a mis ciudadanos mexicanos porque son de los míos, yo soy su cónsul honoraria.

Las autoridades tunecinas me autorizaron, es una zona que está prohibida para el público, por seguridad es una zona de la policía de aduana, el presidente de los puertos tunecinos me dio la autorización de entrar, entonces cuando llego sobre el muelle, está el comandante de la costa que me habla, me subo a la rampa y me dice “las autoridades tunecinas se limitan al muelle, aquí soy yo el que comanda el barco”. Le dije: “comandante no me iré de la rampa del barco, me quedaré el tiempo que sea necesario pero debo verificar que los ochos ciudadanos mexicanos están abordo y que están sanos y salvos”.

El comandante me autorizó a que subiera, llamó a los mexicanos por micrófono, vinieron a donde estaba, los conté, verifiqué sus identidades, les tomé una foto, me tomé una foto con ellos y dejé el barco tranquila. No dormí toda la noche, hasta las seis de la mañana, porque el barco debía salir a las nueve horas.

Llamé a las autoridades portuarias tunecinas y me dijeron que estábamos retrasados y que partiría alrededor de las 11:00 horas. Hubo otro retraso, el barco partiría aproximadamente a la medianoche, después a las dos de la mañana, cuatro de la mañana. Finalmente las autoridades tunecinas me llaman para decirme que el barco partió a las 6:00 de las aguas territoriales tunecinas.

En ese momento, después de mucho estrés yo estaba principalmente muy apenada porque el viaje de ciudadanos mexicanos y de todos los turistas fue perturbado, yo respiré y envié un correo electrónico a la embajada de Mexico para anunciarles que el barco había partido de aguas territoriales tunecinas y que los mexicanos estaban sanos y salvos.

Pregunta: Señora muchas gracias y felicidades.

Cónsul honoraria: Quedo de ustedes, y bien como dije soy tunecina, estoy orgullosa de ser tunecina y orgullosa de tener la confianza del gobierno mexicano, y soy mexicana de corazón. Deseo trabajar en ese país como lo hizo mi esposo durante casi dos decenas.

 

Síguenos en Twitter: @SRE_mx