En 2014 el gobierno de México impulsó su relación con los países africanos, región que representa una oportunidad para diversificar las relaciones diplomáticas y aumentar los intercambios comerciales y de inversión, así como la cooperación en distintas materias.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) desarrolló una nueva estrategia dirigida hacia ese continente, que tiene como objetivo aprovechar los históricos lazos de amistad para concretar proyectos que permitan crear oportunidades en diferentes ámbitos y propiciar un mejor conocimiento entre ambas partes.

Uno de los pilares de esta estrategia consiste en aumentar el diálogo político de alto nivel. Por tal motivo, el canciller José Antonio Meade llevó a cabo una visita a Sudáfrica en donde celebró la II Reunión de la Comisión Binacional, se entrevistó con el presidente Jacob Zuma y expuso ante líderes empresariales y forjadores de opinión las oportunidades que presenta México para ese país. Como parte de esta visita, se suscribieron seis instrumentos que tienen como objetivo fortalecer el marco jurídico para facilitar una interacción más dinámica en diferentes ámbitos.

Además, el secretario Meade realizó la primera visita de un canciller mexicano a Angola, en octubre de este año. Durante su estancia refrendó el interés de México por dar mayor contenido a la relación política con ese país, el cual quedó de manifiesto con la firma de dos acuerdos de cooperación y el anuncio oficial de la apertura de una embajada mexicana en Luanda en 2015.

A fin de procurar el acercamiento con otros socios en el continente desde las comunidades económicas y lingüísticas, México ingresó como Estado Observador a la Organización Internacional de la Francofonía (OIF). El subsecretario Carlos de Icaza participó como jefe de la delegación mexicana en la XV Cumbre de la OIF, celebrada en Dakar, Senegal, y sostuvo encuentros bilaterales con los cancilleres de Côte d’Ivoire, Marruecos, Senegal y Túnez, así como con otros Estados miembros y asociados africanos.

Con el objetivo de promover el diálogo político y los intercambios comerciales, el gobierno de México se ha propuesto aumentar el número de representaciones diplomáticas en el continente. En ese sentido, se abrió la embajada de México en Ghana y, junto con Angola, también se tiene prevista la apertura de una embajada en Côte d’Ivoire.

México y los países africanos comparten retos similares que permiten un rico intercambio de experiencias en temas de interés mutuo. Durante este año continuaron los proyectos de cooperación en materia de agricultura, recursos hídricos y desarrollo social, entre otros ámbitos.

Asimismo, en congruencia con su solidaridad histórica, el gobierno de México anunció la contribución financiera que realizó, por medio de la Organización Mundial de la Salud, para apoyar el equipamiento especializado de las brigadas cubanas desplegadas en los países de África Occidental afectados por el virus del ébola.

La cancillería reconoce el importante potencial de algunas de las economías africanas y la necesidad de reforzar sus acciones en materia de promoción económica. Por tal motivo, se ha trabajado de manera conjunta con dependencias del Ejecutivo Federal para llevar a cabo una estrategia coordinada hacia el continente. Uno de los resultados de este esfuerzo es la reciente apertura de la Oficina de Promoción Comercial de ProMéxico en Casablanca, Marruecos, la primera en el continente africano.

La Secretaría de Relaciones Exteriores es consciente del futuro promisorio de África y, en consecuencia, trabaja decididamente por lograr una relación más estrecha con los países africanos que se caracterice por el diálogo político constante de alto nivel y que permita abrir más espacios para aumentar la cooperación, el comercio y la inversión.