El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, se reunió hoy con miembros de la comunidad libanesa en México, a fin de analizar las posibilidades de fortalecer la relación bilateral con ese importante país de Medio Oriente.

El canciller Meade reconoció el destacado papel que ha desempeñado la comunidad de origen libanés en todos los ámbitos y subrayó sus aportaciones al desarrollo social, cultural, económico y político de México.

Destacó la presencia de la comunidad mexicana de origen libanés -que asciende a más de medio millón de personas- en la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán así como su creatividad y aportaciones en la literatura, la gastronomía y la actividad económica.

El canciller destacó la importancia que México da a sus relaciones con Líbano, como puente cultural y de comunicación con el Medio Oriente.

Añadió que, a través del Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, México ha contribuido con un millón de dólares, a fin de apoyar la labor que en conjunto con el gobierno de Líbano se realiza para aliviar las necesidades de la población infantil siria refugiada en ese país.

México y Líbano establecieron relaciones diplomáticas el 12 de junio de 1945.