• Condenó en nombre de México el terrorismo y expresó la solidaridad de nuestro país con las víctimas
  • Es una obligación nacional y colectiva combatir la amenaza del terrorismo, pero también atender de manera integral las causas de fondo que lo generan, dijo
  • Destacó que un elemento fundamental para prevenir la radicalización y el extremismo violento es profundizar el diálogo y la cooperación entre países, culturas y religiones

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, encabezó hoy la delegación de México en la Cumbre sobre Extremismo Violento, auspiciada por el Gobierno de Estados Unidos, que tuvo como objetivo fomentar el diálogo entre actores clave para enfrentar el flagelo del extremismo violento en el mundo.

El secretario estuvo acompañado por el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Sergio M. Alcocer, y por el embajador de México, Eduardo Medina Mora. En la Cumbre participaron el secretario de Estado de los Estados Unidos de América, John Kerry, y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, junto con ministros y viceministros de más de 60 países, así como titulares y representantes de organismos internacionales.

Durante su discurso, el encargado de la política interior del país expresó la profunda solidaridad de México con los familiares de las víctimas de los actos de terrorismo, al tiempo que condenó estos actos inhumanos. Señaló, asimismo, que en años recientes, el mundo ha sido testigo de los efectos del extremismo violento y de la intolerancia, y lamentó el uso indebido de la tecnología para el reclutamiento de personas y la captación de fondos por parte de organizaciones terroristas. De igual manera, mostró su preocupación por el tráfico global de bienes ilícitos que les permite ampliar sus capacidades operativas.

Indicó que es indispensable generar oportunidades de desarrollo, alternativas de crecimiento y políticas incluyentes, especialmente en favor de los jóvenes. En ese sentido, enfatizó que la respuesta a este desafío global debe tener un alto componente de prevención y fortalecimiento del tejido social.

El secretario Osorio Chong indicó que es una obligación nacional y colectiva combatir la amenaza del terrorismo, pero también construir respuestas comunes a las causas sociales, políticas y económicas que lo generan, asegurando el respeto a las libertades fundamentales y el apego al derecho internacional.

Asimismo, hizo referencia a las resoluciones sobre el combate al terrorismo adoptadas por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como marco de referencia para la acción articulada contra este flagelo.

Para concluir, el secretario de Gobernación reafirmó la importancia de profundizar el diálogo y la cooperación entre países, culturas y religiones, propiciando el intercambio de información y buenas prácticas, para prevenir la radicalización y el extremismo en el mundo.

Al participar en esta Cumbre, México refrenda su papel como un actor con responsabilidad global, y reitera su compromiso con la cooperación internacional.