El presidente Enrique Peña Nieto viajará hoy a Panamá para participar en la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se realizará los días viernes 18 y sábado 19 de octubre.

En este marco, sostendrá un encuentro con su homólogo panameño Ricardo Martinelli Berrocal, con quien dará impulso a la agenda bilateral entre ambas naciones y expresará el interés de México de aprovechar las oportunidades que ofrece el crecimiento de la economía panameña. El encuentro servirá para reafirmar a Panamá como socio clave en la integración de México con Centroamérica.

Al margen de los trabajos de la Cumbre, el presidente Peña Nieto participará en el IX Encuentro Empresarial Iberoamericano, donde tendrá una intervención en el panel sobre la Alianza del Pacífico, junto con los presidentes de Perú, Ollanta Humala. También participarán de Costa Rica, Laura Chinchilla; España, Mariano Rajoy; y Panamá, Ricardo Martinelli, estos últimos como observadores del mecanismo.

El programa del Presidente de la República incluye su participación en la inauguración de la sede del Parlamento Latinoamericano, organismo regional integrado por los Congresos y Asambleas Legislativas de 23 países de América Latina y el Caribe con sede en la ciudad de Panamá.

Como parte de los objetivos de la reunión, cuyo lema es “El papel político, económico, social y cultural de la Cumbre Iberoamericana en el nuevo contexto mundial”, los Jefes de Estado y de Gobierno analizarán la puesta en marcha de medidas para reformar y renovar la Conferencia Iberoamericana para fortalecer sus capacidades como un espacio de vinculación cultural y de articulación de la cooperación para el desarrollo entre sus miembros.

Al término de la cumbre, México recibirá de Panamá la Secretaría Pro Témpore de la Conferencia que ejercerá en el periodo octubre del 2013-diciembre del 2014, responsabilidad que culminará con la celebración, en el estado de Veracruz, de la XXIV Cumbre Iberoamericana.

La Conferencia Iberoamericana es una iniciativa conjunta de México y España que tuvo su primera edición en nuestro país en la denominada Cumbre de Guadalajara, que se realizó el 19 de julio de 1991.

La Conferencia se ha convertido en un espacio de diálogo político y cooperación que reúne a 22 países de habla hispana y portuguesa (19 latinoamericanos y 3 europeos), cuenta con presupuesto propio, integrado a partir de cuotas de los Estados miembros, además de una Secretaría General, que funge como órgano permanente de apoyo institucional, técnico y administrativo de la Conferencia.

Por decisión de los Jefes de Estado, la Conferencia destina el 9 por ciento de su presupuesto a la cooperación para el desarrollo, suma a la que se añaden fondos nacionales constituidos por aportaciones voluntarias de algunos países miembros, México entre los principales.