El día de hoy, el Estado mexicano participó en las audiencias públicas a las que fue convocado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su sede en Washington, D. C. Dichos encuentros se llevaron a cabo en el marco del 147 periodo ordinario de sesiones, en el que fueron abordados temas relacionados con la situación de los derechos humanos en nuestro país. 

Con su participación en estas audiencias, México reiteró su pleno compromiso para avanzar en los esfuerzos nacionales en materia de derechos humanos, profundizar su diálogo con las organizaciones de la sociedad civil y para mantener la cooperación con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA). 

Se realizaron dos audiencias de carácter general, una solicitada por el Gobierno mexicano, bajo el título “Prioridades en materia de derechos humanos y armonización legislativa en México”, y la segunda denominada “Retos en materia de derechos humanos en México”, en la que organizaciones de la sociedad civil expusieron algunos desafíos que consideran prioritarios. 

Durante la primera audiencia, la Subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón García, anunció las principales líneas de acción de su plan de trabajo. Explicó que, pese a su complejidad, en México existe la infraestructura institucional suficiente para atender los retos en materia de derechos humanos. Destacó que sus prioridades son la profesionalización, capacitación y fortalecimiento de la educación en esta materia. Además, el Estado mexicano se comprometió a continuar las acciones tendientes a fortalecer las estructuras de protección y promoción en este ámbito, lo cual incluye la creación de un Programa Nacional de Derechos Humanos. 

Con relación a la audiencia intitulada “Exhibición en medios de comunicación de Víctimas del Delito y de Personas bajo responsabilidad del Ministerio Público en México”, la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal anunciaron que este tema será ampliamente abordado durante la próxima reunión de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, cuyos resultados serán compartidos con la CIDH. 

En la audiencia “Situación de los pueblos indígenas Rarámuri y Tepehuán en la Sierra Tarahumara de Chihuahua,” México informó sobre el fortalecimiento de los procesos de consulta que permitirá a los pueblos indígenas de esta región participar de manera más activa en la solución de sus problemas. Esto incluye la creación de una Coordinadora en la Zona Tarahumara. 

Finalmente, como parte de la práctica regular de cooperación e intercambio de información con la CIDH para la atención de presuntas violaciones a los derechos humanos, el Gobierno de México participó en dos audiencias sobre casos específicos. 

En ese contexto, reafirmó la plena disposición de acordar soluciones amistosas como la forma idónea de reconocimiento del Estado respecto de sus obligaciones frente a las víctimas y de reparación de las violaciones a los derechos humanos en que hubiere incurrido. 

La delegación gubernamental indicó que, en los últimos años, se ha logrado concretar un importante número de amigables composiciones, con el pleno concurso de la CIDH. Estas soluciones amistosas, además de atender todos los aspectos de la reparación que dicta el derecho internacional y la jurisprudencia de esta instancia, han tenido un efecto especialmente positivo para el fortalecimiento jurídico e institucional del Estado, con vistas a prevenir la comisión de nuevas violaciones. 

La participación de México se enmarca también en el proceso del fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos por el que atraviesa la OEA, orientado a mejorar las prácticas y los métodos de trabajo de la CIDH para el tratamiento de casos sobre derechos humanos en el Hemisferio. 

La delegación mexicana estuvo encabezada por el Subsecretario para Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo, quien estuvo acompañado por la Subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón García, y por el Representante Permanente de México ante la OEA, Joel Hernández García, así como por funcionarios de las Secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores y Salud. Asimismo, participaron representantes de la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; las procuradurías generales de justicia del Distrito Federal y del Estado de México; y el Gobierno del Estado de Chihuahua.