El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), manifiesta su más profunda preocupación por la grave situación que enfrenta la República Árabe Siria.

Asimismo, expresa su enérgica condena a la escalada de violencia en el conflicto, el cual ha ocasionado ya la muerte de miles de seres humanos, además de heridos, refugiados y desplazados.

México reitera nuevamente su llamado a cesar inmediatamente la violencia, exhortando a todas las partes involucradas en el conflicto a respetar plenamente los derechos humanos de la población, así como a apegarse a las normas del Derecho Internacional Humanitario, incluyendo aquellas relacionadas con la prohibición del uso de armas químicas y biológicas.

Igualmente, México rechaza todo uso de la violencia como solución al conflicto y exhorta a las partes y a la comunidad internacional para alcanzar un arreglo pacífico, reiterando su llamado a favor de una transición política incluyente, dirigida por los sirios, que conduzca a un sistema político democrático y pluralista en que los ciudadanos sean iguales independientemente de su afiliación, grupo étnico o creencias, a través del inicio de un diálogo político serio entre las autoridades sirias y todos los integrantes de la oposición siria.