El gobierno de la República Francesa otorgó la Condecoración de la Orden de la Legión de Honor a seis funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), como un reconocimiento a su destacada contribución al fortalecimiento de los lazos entre las dos naciones.

La Legión de Honor fue creada el 19 de mayo de 1802 por Napoleón Bonaparte y forma parte de uno de los pilares de la tradición republicana francesa. La condecoración es la más importante distinción que concede el gobierno de Francia a hombres y mujeres por sus méritos en el ámbito civil o militar.

La embajadora de Francia en México, Maryse Bossière, impuso la condecoración de Gran Oficial en la Orden de la Legión de Honor al embajador Carlos de Icaza, subsecretario de Relaciones Exteriores; y la condecoración de Comendador de la Orden de la Legión de Honor al embajador Juan Manuel Gómez Robledo, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, y al embajador Miguel Malfavón, director general de Protocolo.

De igual forma, impuso la condecoración de Oficial de la Orden de la Legión de Honor al embajador Alejandro Negrín, director general para Europa; a Julio César Guerrero, secretario particular del canciller José Antonio Meade Kuribreña; y a Eduardo del Río, director general de Comunicación Social de la Cancillería.

“Cada uno de ustedes desempeñó un papel primordial en el éxito de la visita de Estado que hizo a México el año pasado el presidente de la República, François Hollande, 50 años después de la visita del general Charles de Gaulle, y cada uno de ustedes desempeña una vez más hoy un papel activo en la preparación de la visita de Estado que el presidente Enrique Peña Nieto hará a Francia en julio próximo”, destacó la embajadora Maryse Bossière.

Al recibir la condecoración, el embajador Carlos de Icaza afirmó que “recibimos esta distinción en uno de los mejores momentos que históricamente han tenido las relaciones entre Francia y México; somos verdaderamente países amigos porque compartimos valores universales, democracia, derechos humanos y libertad”.

A su vez, el embajador Juan Manuel Gómez Robledo habló del mérito y el compromiso que representa recibir esta distinción. Dijo que “el mérito nunca viene solo y mucho menos es una creación espontánea, es siempre el resultado de un compromiso por algo; en qué me concierne este compromiso: la defensa de un sistema de valores que confiere a Francia un rango único al centro de la comunidad de naciones, en primer lugar el respeto del otro en su irreductible dignidad que su condición de hombre le confiere, en la relación entre los Estados quiere decir el respeto del derecho del otro y la aceptación de las reglas a las que han decidido someterse para alcanzar el bien común”.

La ceremonia, celebrada la noche de este miércoles en la residencia de Francia en la ciudad de México, contó con la presencia de representantes del cuerpo diplomático, legisladores, integrantes del Consejo Estratégico Franco Mexicano, familiares y amigos de los condecorados, entre otros invitados.



16549154583 286480f439 ojpg
16981566098 8083faf204 ojpg