El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, iniciará este jueves una visita de trabajo a Sudáfrica y Angola, en la que se pondrá de manifiesto, en esta su primera gira al continente africano, la voluntad de la presente administración de construir vínculos más estrechos con los países de esta región.

En Johannesburgo, el canciller Meade presidirá junto con su homóloga Maite Nkoana-Mashabane la segunda reunión de la Comisión Binacional México-Sudáfrica, cuyo propósito será revisar el estado que guarda la relación bilateral así como los avances alcanzados desde el primer encuentro de este mecanismo, celebrado en abril de 2010 en la ciudad de México.

Al margen de la Comisión Binacional, Meade Kuribreña inaugurará el foro de negocios Cadenas Regionales de Valor TLCAN-Sudáfrica, organizado por ProMéxico en colaboración con la embajada de México en Sudáfrica. Asimismo, fungirá como invitado de honor en un encuentro organizado por el Centro para el Desarrollo y la Empresa, reconocida institución de estudios sudafricana, donde hablará ante líderes empresariales y formadores de opinión sobre las reformas estructurales impulsadas en México.

Posteriormente, el secretario Meade viajará a Luanda, capital de Angola, en donde sostendrá una reunión de trabajo con el ministro de Relaciones Exteriores, Georges Rebelo Pinto Chikoti, y participará en diversos encuentros con autoridades, empresarios y líderes de opinión de ese país. Se trata de la primera ocasión en la que un canciller mexicano realiza una visita a Angola.

El secretario de Relaciones Exteriores estará acompañado por el subsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza, y encabezará una delegación multisectorial que incluye a funcionarios de la Secretaría de Turismo, Banco Nacional de Comercio Exterior, ProMéxico y el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología.

Cabe destacar que la gira de trabajo que emprende el canciller Meade a estos países forma parte de las acciones y estrategias puestas en marcha por el gobierno de México para sentar las bases de una nueva relación de confianza y respeto con las naciones africanas.