El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, participó hoy, en representación del gobierno de México, en la ceremonia de transmisión del Mando Presidencial en la República de Honduras, en la que el Ejecutivo saliente, Porfirio Lobo Sosa, entregó el poder al presidente Juan Orlando Hernández Alvarado para el periodo 2014-2018.

Una vez concluidas la ceremonia de transmisión de mando, celebrada en el estadio nacional de Honduras, en Tegucigalpa, el secretario de Relaciones Exteriores participó en un almuerzo que el nuevo mandatario de este país centroamericano ofreció a presidentes, cancilleres e invitados especiales. Ahí, el canciller Meade transmitió al nuevo mandatario hondureño la felicitación del presidente Enrique Peña Nieto así como el deseo del gobierno mexicano para que su nueva gestión se desarrolle con éxito.

De igual manera, le extendió una cordial invitación por parte del presidente de México para que realice una visita oficial a nuestro país, cuando su agenda lo permita, y para que participe en la VI Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), a celebrarse en Mérida, Yucatán, en abril y en la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se realizará en Veracruz, en diciembre de este año.

La presencia del secretario de Relaciones Exteriores en este acto refrendó el interés de nuestro país por continuar fortaleciendo las relaciones con Honduras, en las que destacan áreas prioritarias como el fortalecimiento institucional, la paz y la seguridad, la migración, el aumento del comercio y la inversión, y la lucha contra la pobreza.

México y Honduras tienen un comercio bilateral de 927 millones de dólares. Nuestro país es el principal inversionista extranjero en Honduras con un monto acumulado de 1,017 millones de dólares. El Tratado de Libre Comercio Único para México y Centroamérica, en vigor desde el 1° de enero de 2013, representa una oportunidad para incrementar los flujos comerciales y de inversiones entre ambos países.