Canciller José Antonio Meade Kuribreña.- Señor Secretario General de las Naciones Unidas; Señor Representante Especial Conjunto de la ONU y la Liga de los Estados Árabes para Siria:

Esta Conferencia representa una oportunidad para encauzar y consolidar un proceso de negociaciones directas entre las partes que buscan un nuevo contrato político y social en Siria. México está agradecido por la oportunidad de participar.

Hoy ponemos a prueba el andamiaje normativo e institucional que hemos construido para la solución pacífica de los conflictos. Y al hacerlo, nos ponemos a prueba a nosotros mismos, pues el éxito o fracaso de las negociaciones reflejará nuestro compromiso con la paz por medio del derecho.

El Consejo de Seguridad recuperó la unidad para hacer posible el desarme químico de Siria, después de años de parálisis. Celebramos las medidas que se han tomado para destruir el arsenal químico que ha permitido avanzar en una de las múltiples aristas de la crisis. Aún no hemos estado a la altura de lo que demanda la atención de un conflicto armado interno con dimensiones regionales y globales. El pueblo sirio continúa sufriendo los efectos indescriptibles de la guerra civil.

De cara a esta realidad, México encomia de manera especial a los países que con visión, liderazgo y valentía han centrado sus esfuerzos para encauzar este proceso complejo pero urgente de lograr una transición política y pacífica en Siria. Reconocemos en ese sentido naturalmente al Secretario General Ban Ki-moon, así como la labor que han realizado el Secretario John Kerry y el Ministro Sergei Lavrov. Felicitamos también al Representante Especial Conjunto de las Naciones Unidas y la Liga de los Estados Árabes para Siria, Señor Lakhdar Brahimi. Su extraordinaria labor de mediación ha permitido que todas las partes sirias acudan a esta mesa de negociación.

México participa en esta Segunda Conferencia para poner a disposición de las partes en conflicto su voluntad y contribuciones a la construcción de un orden mundial regido por el derecho internacional.

Las aportaciones de mi país a la proscripción de las armas de destrucción en masa; la confianza que depositamos en los mecanismos internacionales para la solución de las controversias y una visión que privilegia la corresponsabilidad y la atención integral de los desafíos de alcance global, acreditan a México en esta conferencia.

Hemos participado en esfuerzos de pacificación en América Latina y de manera más reciente en la construcción de instituciones democráticas en circunstancias muy diversas. Una vez que la instrumentación del Comunicado Final de Ginebra I encuentre su cauce, México estará preparado para brindar la asesoría técnica que se estime pertinente durante los esfuerzos de construcción de un régimen democrático y plural en Siria.

En suma, traemos a esta conferencia la visión de una región que ha logrado consolidar la democracia y el Estado de Derecho y que, no exenta de diferendos de toda índole, ha privilegiado los métodos de solución que prescribe el derecho internacional.

México considera que los elementos clave para reactivar el diálogo que facilite una transición del liderazgo basada en un acuerdo político y social sostenible, se encuentran ya trazados en los distintos pronunciamientos del Consejo de Seguridad, del Consejo de Derechos Humanos y de la Asamblea General.

En particular, coincidimos en la necesidad imperiosa de reafirmar el compromiso de las partes con un cese sostenido de la violencia armada en todas sus formas y con la aplicación del Plan de Seis Puntos; establecer medidas claras, sujetas a un calendario bien definido y que puedan aplicarse en un clima de seguridad y estabilidad para todos; que el establecimiento de un órgano de gobierno de transición sea genuinamente democrático y plural, respetuoso de los derechos humanos y del Estado de derecho que ofrezca iguales oportunidades y posibilidades a todo el pueblo sirio; y, que el Gobierno de la República Siria garantice sin condiciones el pleno acceso de la asistencia humanitaria a todas las víctimas del conflicto, de conformidad con las condiciones de las resoluciones 2042 (2012) y 2043 (2012) del Consejo de Seguridad.

El compromiso de asegurar que los inspectores tendrán acceso, debe de acompañarse de uno en donde la ayuda humanitaria la tenga también.

México valora y reconoce el apoyo solidario demostrado por los países vecinos de Siria para atender a los más de dos millones de refugiados. En ese contexto, México ha reforzado sus vínculos de amistad y cooperación con Turquía, Jordania y Líbano y esperamos hacerlo igual con Irak y Egipto.

Todos somos conscientes de las graves consecuencias que el flujo de refugiados ha tenido en los servicios, la infraestructura y la capacidad de absorción de los países vecinos.

Este es el momento de continuar demostrando nuestra responsabilidad compartida y de mantener una asistencia humanitaria eficaz y coordinada. Mi gobierno explorará con el Comité Internacional de la Cruz Roja la forma en que podemos apoyar, incluyendo a la población en territorio sirio.

Finalmente, México cree que, en el momento adecuado, se podría considerar la realización de un encuentro de los Estados Parte de los Convenios de Ginebra que permita abordar cuestiones generales de instrumentación del derecho internacional humanitario, trabajando de manera conjunta con el Comité Internacional de la Cruz Roja y con Suiza en su carácter de depositario de los Convenios.

Don Isidro Fabela, quien fuese el Representante de México ante la Sociedad de Naciones y, posteriormente, Juez en la primera composición de la Corte Internacional de Justicia, escribió que “para que reine la paz y la justicia en el orbe, es preciso que los organismos internacionales cumplan puntualmente con sus deberes, pues si por razones económicas, o de temor, de conveniencia de momento, no acatan los preceptos que se comprometieron a respetar, entonces caerán de desacierto en desacierto, hasta concluir en un fracaso.”

Hoy los ojos del mundo están puestos en esta mesa. Aprovechemos este encuentro para demostrar que estamos a la altura de las circunstancias, por el bien del pueblo sirio; por el bien del Medio Oriente; por el bien de la humanidad entera.

Muchas gracias.