El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, culminó este domingo una visita de trabajo a Jordania, cuyos objetivos principales fueron dar seguimiento a los acuerdos adoptados durante la visita del Rey Abdullah II a México en febrero pasado y avanzar en el fortalecimiento del diálogo político con esta importante nación del mundo árabe.

El canciller Meade encabezó una delegación compuesta por el director general de Proméxico, Francisco González, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, y representantes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

Durante su estancia en este país, la primera de un titular de Relaciones Exteriores en más de cuarenta años, Meade sostuvo encuentros con el Monarca del Reino Hachemita de Jordania, Rey Abdullah II, con el primer ministro, Abdullah Ensour, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Judeh.

México y Jordania han suscrito en los últimos meses una serie de acuerdos bilaterales, entre los que destacan un convenio único de cooperación en materia técnica-educativa, un convenio en materia de cooperación cultural así como un memorándum de entendimiento en materia turística y de energía. En el marco de la visita del canciller Meade a este país, ambos gobiernos analizaron el avance de dichos instrumentos y se comprometieron a incrementar los vínculos comerciales bilaterales.

En las diversas reuniones que sostuvo con los funcionarios jordanos, el canciller Meade insistió en la importancia de incrementar el diálogo político entre su país y el nuestro.

Jordania es una de las economías más abiertas del mundo árabe y su macroeconomía mantiene una estabilidad que la hace atractiva a la inversión. Se trata del octavo socio comercial de México en Medio Oriente.

Los gobiernos de México y Jordania acordaron asimismo explorar oportunidades concretas de inversion en los rubros de infraestructura, tecnología de la información, energía renovable y en los sectores automotriz y farmacéutico.

En el marco de su visita a Jordania, el canciller Meade visitó el campo de refugiados sirios de Al Za’atari, ubicado en las inmediaciones de la frontera con Siria. Dicho campo, considerado como el Segundo más grande del mundo, alberga cerca de 85 mil desplazados, quienes reciben el apoyo de diversos organismos internacionales.

Cabe recordar que, desde principios de este año, México ha contribuido con distintos organismos internacionales para el buen funcionamiento de distintos campos de refugiados en Turquía, Líbano y Jordania, en donde se encuentran más de dos millones de desplazados por el conflicto armado en Siria. De esta forma, en su papel de actor con responsabilidad global, nuestro país se ubica como la primera nación de América Latina en solidarizarse con esta labor humanitaria.