Con motivo de la celebración del centenario del natalicio del embajador Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Marruecos convocó a la conferencia magistral sobre la obra y la personalidad del escritor y diplomático mexicano.

La conferencia fue impartida hoy por el embajador de México ante el Reino de Marruecos, Andrés Ordóñez, con el título “Puertas al mundo, itinerario diplomático y sentido intelectual en Octavio Paz”.

El embajador de México hizo hincapié en que dos de los tres mexicanos que hasta la fecha han sido galardonados con el Premio Nobel, fueron miembros distinguidos del Servicio Exterior Mexicano: el embajador Alfonso García Robles, Premio Nobel de la Paz 1982, y el embajador Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990.

En su intervención, ante un nutrido auditorio integrado por intelectuales, académicos, miembros del cuerpo diplomático y funcionarios del gobierno marroquí, el embajador Andrés Ordoñez se refirió a la trayectoria diplomática de Octavio Paz como vehículo en la formación de su visión intelectual y de su pensamiento crítico.

El embajador Ordóñez destacó que la sólida formación juvenil y la enorme inteligencia de Octavio Paz se vieron favorecidos por la oportunidad que el Servicio Exterior Mexicano le brindó de estar presente en los momentos y lugares definitorios de la cultura del siglo XX. En ese sentido, el conocimiento directo de la diáspora mexicana en California entre 1943 y 1944; de las personalidades y manifestaciones de los movimientos estéticos en Nueva York entre 1944 y 1945, y su inmersión en el pensamiento francés entre 1946 y 1953, nutrieron el acervo conceptual que el destacado intelectual mexicano plasmó en su obra a lo largo de su vida.

Asimismo, el embajador Andrés Ordóñez subrayó que el contacto de Paz con la cultura oriental, especialmente en Japón y la India, durante los 25 años que pasó como miembro del Servicio Exterior Mexicano, habrían de complementar su reconocida concepción universal y su incesante estímulo al diálogo de México con el mundo.