La Secretaría de Relaciones exteriores (SRE) informa que del 20 al 24 de abril se llevó a cabo la cuarta edición de la Semana de Educación Financiera (SEF 2015) en los consulados de México en Estados Unidos y Canadá.

La SEF 2015 logró alcanzar a más de 100 mil mexicanos en Estados Unidos y Canadá, el mayor número de las cuatro ediciones, quienes recibieron información sobre estrategias efectivas y herramientas clave para fortalecer su patrimonio y aumentar su bienestar.

Durante esta semana la red consular, coordinada por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), en conjunto con instituciones y organizaciones sin fines de lucro locales realizó distintos talleres y actividades para brindar educación financiera a la comunidad mexicana y fomentar mayores niveles de bancarización que propicien una mejora en su calidad de vida.

Los talleres y foros abordaron temas como bancarización, crédito, impuestos, ahorro y presupuesto, así como oportunidades que existen para apoyar la creación o expansión de pequeños negocios. 

Asimismo, se distribuyeron materiales informativos con el propósito de difundir las ventajas de utilizar canales financieros formales para lograr una mejor planeación de las finanzas personales y familiares de la comunidad.

En la SEF 2015 participaron instituciones mexicanas como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF),  que presentó el Micro-sitio “Mexicanos en el Exterior” (http://mexicanosenelexterior.condusef.gob.mx/), en donde se ofrece información relevante sobre productos y servicios financieros.

De igual forma, se contó con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), cuyos funcionarios orientaron a la comunidad mexicana por medio de pláticas realizadas en diversos consulados.

Con estas iniciativas se reafirma el apoyo del gobierno de México a promover la integración de sus comunidades de residencia en el exterior, sin importar su estatus migratorio.