• El comité reconoció la importancia de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes para la protección de los menores

México presentó ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, su cuarto y quinto informe consolidado respecto al cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño. Este ejercicio obedeció a las obligaciones periódicas que tiene el Estado en materia de derechos humanos a nivel internacional.

El comité reconoció la trascendencia de la aprobación de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes como un parteaguas en materia de protección. Asimismo, apuntó que esta legislación permitirá coordinar y desarrollar transversalmente el conjunto de derechos y las garantías de protección en favor de la infancia.

El diálogo con el comité permitió reflexionar sobre los importantes avances logrados en torno a la protección de las niñas, niños y adolescentes. Se reconoció el establecimiento de varios protocolos de actuación en este ámbito, como el de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para quienes imparten justicia en casos que afecten a niñas, niños y adolescentes; el Protocolo de Investigación Ministerial, Policial y Pericial con Perspectiva de Género para la Violencia Sexual; el Protocolo de Investigación de Delitos Sexuales cometidos contra Menores; el Protocolo de Atención para Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes o Separados que se encuentran Albergados; y el Protocolo para la Atención Consular de Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes no Acompañados. También se destacó la asignación de recursos destinados a la infancia, y la disminución de la mortalidad infantil.

Esta sustentación permitió identificar varios desafíos, como la puesta en marcha del Sistema Nacional de Protección Integral y demás instancias previstas por la nueva Ley, la armonización de las leyes estatales con el nuevo ordenamiento y la cobertura de servicios y políticas públicas, particularmente en zonas rurales. El Estado mexicano reafirmó su determinación de superarlos, tomando en cuenta las recomendaciones que emitirá el comité.

La delegación de México coincidió con el comité respecto al momento oportuno en el que se desarrolló la sustentación, toda vez que sus observaciones permitirán acompañar el proceso de instrumentación de la nueva Ley General y guiarán muchos de sus mecanismos.

Al concluir la sustentación, la comitiva mexicana sostuvo un diálogo informal con los representantes de la sociedad civil para intercambiar puntos de vista respecto al ejercicio ante el comité y el establecimiento de un mecanismo de seguimiento a sus recomendaciones.

Para el gobierno de México, esta presentación se inserta en la política de plena colaboración con los mecanismos internacionales de protección de derechos humanos. De igual modo, permitirá continuar con el diálogo constructivo desarrollado con el comité y con las organizaciones de la sociedad civil en los últimos años mediante la atención de sus recomendaciones y la periódica rendición de cuentas.