Presentador: Señoras y señores, sean ustedes bienvenidas y bienvenidos a la Ceremonia de Inauguración de la XXIV Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación.

Presiden esta Ceremonia el doctor José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Relaciones Exteriores; la maestra Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana.

El doctor Álvaro Marchesi Ullastres, Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura y el licenciado Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública de México.

Sean bienvenidas y bienvenidos todas las Ministras y Ministros de Educación, así como Jefes de Delegación de los países miembros de la OEI; Ministras y Ministros de Educación así como Jefes de Delegación de los países de habla portuguesa, observadores de la OEI, Embajadores y Diplomáticos, representantes y funcionarios de organismos internacionales, funcionarios del Gobierno Federal y del sector educativo, representantes de organizaciones e instituciones socias de la OEI.

Señoras y señores:

A continuación, el Secretario de Relaciones Exteriores, doctor José Antonio Meade Kuribreña, hace uso de la palabra.

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Muy buenos días tengan todos ustedes, muy buenos días al Secretario Emilio Chuayffet, a la maestra Rebeca Grynspan, al doctor Álvaro Marchesi, señoras y señores Ministros, señores Jefes de Delegaciones.

Me toca a mí -y es un gran honor- darles la bienvenida, recibirlos aquí, para la celebración de esta XXIV Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación.

De los resultados de las reuniones que aquí se tengan van a constituir el insumo fundamental para la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se va a realizar a principios de diciembre en el Puerto mexicano de Veracruz, en donde por decisión de la Iberoamericana, en su anterior Cumbre, la Educación va a constituir uno de los ejes temáticos, si no es que el eje temático fundamental.

Este encuentro en la Cumbre en Veracruz busca relanzar tanto el proceso de las Cumbres como la Conferencia misma, bajo nuevos criterios que aseguren que el trabajo que hacemos en la comunidad iberoamericana sea más relevante, sea más oportuno y sea más eficiente.

Esos criterios, esta decisión de darle a la Cumbre y a nuestros trabajos esta vocación fue resultado de las resoluciones que se acordaron en la XXIII Cumbre Iberoamericana que se celebró en Panamá, en octubre de 2013.

Quisiera aquí reiterar el agradecimiento que tiene la comunidad iberoamericana, a Enrique Iglesias, quien desde la Secretaria General presidió no sólo la conferencia, sino justamente este proceso de reflexión que resultó en la redefinición de la Iberoamericana y ahí se empezó un proceso también de renovación y de liderazgo que se tradujo en que la Secretaría General la asumiera Rebeca Grynspan.

Le dimo ya la bienvenida a Rebeca en México, lo hicimos de la mano del Presidente Enrique Peña Nieto, pero hoy quisiéramos reiterar el gusto y la alegría que nos da el que en esta nueva etapa vayamos a caminar junto con Rebeca, con su entusiasmo, con su talento, con su alegría, con su sonrisa, que queda plenamente acreditada y que le va a imprimir de un gran dinamismo a la Secretaría General.

Vamos a abordar en estas sesiones un tema fundamental para el desarrollo de la educación y así contribuir a relanzar la Conferencia y su proceso.

Queda claro para todos que un mayor o una mayor y mejor cooperación va a ser elemento clave en nuestro empeño, en educación y en el resto de los temas de la agenda.

La cooperación forma parte de los objetivos de la XXIV Cumbre Iberoamericana, en línea con las metas que se han planteado para su proyecto general de renovación.

México suscribe e impulsa en congruencia con las convicciones que animaron justamente la creación de la Conferencia en 1991 en nuestro país, en Guadalajara.

Hoy, como entonces, Iberoamérica se distingue como heredera de un acervo único de principios, valores, cultura e historia comunes.

Renovar nuestro diálogo y nuestra acción concertada fue lo que resolvimos en Panamá en octubre pasado, para lo cual primero decidimos dar prioridad al tratamiento de temas de interés común en la agenda política, establecimos la periodicidad bienal a las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno para tener alternancia entre las Cumbres Iberoamericanas y las Cumbres con LAC-Unión Europea; avanzamos en la optimización y racionalización de recursos humanos y financieros y acordamos nuevos lineamientos para la cooperación.

Es precisamente nuestro esfuerzo en favor de la cooperación iberoamericana lo que permitirá alcanzar metas como las que se han planteado en el ámbito de la educación.

En éste, como en otros rubros, racionalizamos y alineamos la cooperación a las estrategias de desarrollo de cada país, región, buscamos añadir valor a las políticas nacionales, intercambiamos mejores prácticas y planificamos nuestras actividades orientadas para resultados en cada acción emprendida.

Les doy de nuevo la bienvenida a la Cancillería, la bienvenida a México, seguro de lo que ustedes discutan hoy en este foro y aprueben va a enriquecer el diálogo iberoamericano y quisiera al tiempo de desearles mucho éxito, reiterarles el gusto que nos da el trabajo, el liderazgo del Secretario de Educación Pública en México, Emilio Chuayffet Chemor, que hará de la presidencia de la conducción de estas sesiones, seguramente un éxito en varias dimensiones.

Muchas gracias, Secretario, muchas gracias Rebeca. Muy buenos días y muy bienvenidos todos.

Presentador: Acto seguido la Secretaria General Iberoamericana, maestra Rebeca Grynspan, nos dará su mensaje.

Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan: Señor Secretario de Relaciones Exteriores de México, doctor José Antonio Meade, muchísimas gracias por sus palabras, siempre nos sentimos en casa en México.

Señor Secretario de Educación Pública de México, licenciado Emilio Chuayffet Chemor.

Señor Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, doctor Álvaro Marchesi; señor Secretario General electo de la OEI, doctor Paulo Speller; señoras ministras y señores ministros, altas autoridades de los gobiernos iberoamericanos, señoras y señores.

Quiero comenzar mi intervención en esta sesión inaugural agradeciendo al Gobierno de México y muy especialmente a ustedes, señor Canciller, señor Ministro, por la dedicación, eficacia y generosidad con la que se está atendiendo la preparación de cada una de las muchas reuniones que confirman el rico y complejo proceso preparatorio de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno a realizarse en Veracruz el 8 y 9 de diciembre próximos.

Y deseo felicitar hoy muy particularmente a la Secretaría de Educación Pública, bajo el liderazgo del Ministro Chuayffet y a la OEI, por la magnífica organización y la acertada selección de temas tan importantes como los que se abordarán a lo largo de esta Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación.

Quiero extender ese agradecimiento a todos ustedes, ministras y ministros, por haber podido encajar esta importante cita regional en sus apretadas e intensas agendas de trabajo.

En el día de ayer se celebró la Asamblea General de la OEI, marcando la etapa final de un periodo de ocho años en los que Álvaro Marchesi ha dirigido con pasión, inteligencia y eficacia la Secretaría General de la Organización.

Sin duda, ha contado con el respaldo de todos ustedes y con un magnífico equipo humano de colaboradores en toda Iberoamérica, pero el liderazgo de Álvaro explica en mucho el éxito que ha tenido esta importante institución que ha desarrollado e impulsado proyectos emblemáticos para la educación en Iberoamérica.

Es este caso el de las metas educativas 20-21 que partiendo de la definición de objetivos regionales, han generado un gran impulso transformador entre sectores de la comunidad educativa. Hoy, como ha sucedido cada año desde su aprobación, tendremos ocasión de valorar loa progresos logrados.

Gracias, querido Álvaro en nombre de la comunidad Iberoamericana, por todo tu trabajo. Muchas gracias.

Finaliza una etapa y se abre otra nueva en la que corresponderá al doctor Paulo Speller asumir la Secretaría General, mi más sincera enhorabuena, Paulo. Y también mi agradecimiento por haber dado una vez más un paso al frente desde la vocación de servicio y de compromiso con la sociedad que siempre has mostrado.

La trayectoria del doctor Speller, tanto en su dimensión  académica como en la social y política es muy impresionante, lo he conocido personalmente hace poco, pero su fama lo precede, ha mostrado siempre una gran inteligencia y capacidad de trabajo, una gran sensibilidad y una determinación inquebrantable en la defensa d elas nobles causas con las que se ha comprometido.

Su visión de la cultura y la educación en todas sus etapas hacen de Paulo Speller una persona idónea para dirigir la Secretaría General de la OEI. Hoy, cuando como nunca antes el conocimiento es la fuente más poderosa de progreso.

Me contó Pablo, que como yo, vivió unos años en este gran país que siempre ha acogido a los extranjeros con tanto cariño y hospitalidad, pero la coincidencia es que Pablo vivió y trabajó en Xalapa, Veracruz, estado donde se celebrará la Cumbre. Buenos augurios para Iberoamérica.

Pero es México también la patria de José Vasconcelos y justo es rendir tributo a esa obra y a ese gran proyecto educativo, a una visión de la educación que sigue viva en nuestros debates de hoy y en el día a día de muchas de nuestras escuelas.

Muy temprano se apostó por la educación, por las escuelas rurales, por la lectura, por el impulso a las artes y la investigación científica; muy temprano hizo uso de la radio y la cinematografía e impulsó el proyecto de las Misiones Culturales y la apertura de Bibliotecas Populares y Rurales, creo que llegó en 1920.

"Pretendía -decía Vasconcelos- transformar a las masas marginadas en grupos de individuos productivos y creadores, modelar a los hombres para una función social; así, la población se integraría en una unidad nacional libre y democrática".

Inició Vasconcelos -de eso me enteré yo ahora, señor Secretario- un programa ambicioso de intercambio educativo y cultural con otros países americanos, las llamadas Embajadas Culturales que llevaron a algunos de los más brillantes estudiantes mexicanos de la época a entrar en contacto con sus pares en Argentina, en Brasil, en Perú y en muchos otros países de América Latina.

Hoy, casi cien años después, vemos la renovación de esa misma pasión por la mejora de la Educación en la Secretaría de Educación Pública que ha logrado la Reforma Constitucional en materia Educativa y promulgado el Programa Sectorial de Educación elaborado a partir del Plan Nacional de Desarrollo y de la meta nacional México con Educación de Calidad.

La Reforma Educativa emprendida por el Presidente Enrique Peña Nieto tiene tres grandes propósitos: mejorar la calidad educativa en todos los niveles, equidad e inclusión para todos los niños y jóvenes, velar y cumplir por el principio del interés superior de la niñez.

Una empresa colosal si tenemos en cuenta las dimensiones del Sistema Educativo Mexicano, que solo en la Educación Obligatoria, Básica y Media Superior atiende a más de 30 millones de estudiantes, una cifra que precisamente -gracias a las mejoras en el acceso y la inclusión- va al momento año con año.

Como una muestra de esa colosal empresa recientemente hemos conocido la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento del Rezago Educativo con la que la Secretaría de Educación Pública busca sacar a 7.5 millones de personas del rezago educativo, además de tomar medidas para reducir la deserción escolar en Primaria y Secundaria.

Estimado Secretario Chuayffet:

Quiero felicitarlo muy sinceramente por su impulso y liderazgo de una Reforma Educativa que requiere el compromiso de terminación no solo de la Secretaría de Educación, no solo del Gobierno sino de todos los mexicanos para -como tan acertadamente se pretende- hacer de la Educación la fuerza transformadora de México.

Ustedes saben, señor Ministro; queridos Ministros, Ministras y autoridades educativas, que los que hemos estado en la función pública valoramos aún más este esfuerzo por dos razones:

En primer lugar, porque sabemos lo difícil que es hacer cada cosa y obtener resultados; sabemos lo empinado del camino, los muchos obstáculos que hay que sortear y por tanto, el valor de cada logro.

En segundo lugar porque hay que admirar los gobiernos que se proponen hacer reformas de largo plazo, donde se sabe que la inversión que hacemos hoy en día rendirá frutos muchas veces cuando ya no estemos en nuestros puestos públicos.

Hay una expresión en mi país que dice que el problema con el largo plazo para los gobiernos es que uno se come la piña pero es a otro al que le duele la panza. Por eso es fundamental involucrar a toda la sociedad, tal que este proyecto de largo plazo sea el de la sociedad misma, parte de su identidad nacional, no sólo el proyecto del gobierno, pero con el liderazgo decidido del gobierno que ha decidido emprenderlo.

Realmente mis felicitaciones.

No hace falta señalar aquí en este calificado foro la importancia fundamental que la educación tiene en el desarrollo de los pueblos y de las personas y en el crecimiento inclusivo y de calidad.

La educación es un factor que incide en todas las esferas de la vida, en la salud, en los derechos, en la participación política, es el mecanismo más importante de reducción de la desigualdad en el mundo actual.

En el mundo actual la desigualdad en el acceso al conocimiento abre las brechas sociales y económicas más profundas.

En América Latina no sólo debemos romper la transmisión intergeneracional de la pobreza, sino la transmisión intergeneracional de la desigualdad.

En un estudio que hicimos hace años en América Latina se comenzaba a romper la correlación entre la educación de los padres y la educación de los hijos, pero seguía siendo muy alta.

Hoy corresponde no sólo romper esa correlación. Un indicador de ello, del éxito que ha tenido América Latina, es el alto porcentaje de estudiantes universitarios de la región que hoy son primera generación de su familia en poder acceder a la universidad y a esta oportunidad.

Pero también debemos unir a la inclusión el reto de la calidad, ya que no queremos que el sistema educativo reproduzca, a través de la segmentación de la calidad, las desigualdades que todavía laceran a nuestras sociedades.

Como ustedes conocen, nuestra región no está lejos de cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio, sin embargo todavía tenemos un camino que recorrer y el 2015 está cerca para todos nosotros.

La tarea es inmensa porque, como sabemos, el reto del acceso universal, la inclusión y la alfabetización que mencionamos antes se ha unido el reto de la calidad educativa y la educación terciaria, universitaria y técnica.

Estos son los objetivos que están en las metas educativas 20, 21, que todos ustedes han aprobado e implementado durante todos estos años.

De ahí la importancia del Programa Paulo Freire, que dirigido a estudiantes de programas universitarios de formación del profesorado tiene como objetivo, a través de la movilidad académica, mejorar la formación inicial de los docentes.

Realmente aplaudimos esta iniciativa de la OEI en el Programa Paulo Freire. La movilidad de estudiantes, profesores, investigadores, es un elemento de especial valor en el mundo de hoy, un mundo regionalizado y globalizado a la vez, donde le intercambio de conocimiento y la fertilización cruzada han mostrado ser de enorme importancia en el mejoramiento de la educación y en la formación de estudiantes y profesores.

Les deseo que los debates de esta Conferencia, a los que tendré ocasión de sumarme de nuevo más adelante esta mañana, sea muy exitoso.

Citando al gran educador y pedagogo Paulo Freire, todos nosotros sabemos algo, todos nosotros ignoramos algo, por eso aprendemos siempre.

 

Les agradezco enormemente que me hayan permitido estar aquí y aprender con ustedes. Muchísimas gracias y muchos éxitos en esta jornada.

Presentador: Es momento de la intervención del Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, doctor Álvaro Marchesi, su mensaje.

Álvaro Marchesi: Muy buenos días a todos ustedes, a muchos de ellos que ya les vimos o estuvimos juntos ayer, muchísimas gracias señor Canciller por su presencia, por estar aquí con nosotros.

Para nosotros es un gran respaldo que el Canciller nos acompañe en estas tareas, porque indica la sensibilidad del Gobierno de México, de su Cancillería con los proyectos que en el área educativa estamos desarrollando, por ello creo que el nombre de todos los ministros y jefes de delegación les transmito el agradecimiento colectivo a que usted nos acompañe en este momento.

Igualmente a la Secretaria Iberoamericana, Rebeca Grynspan, a la que agradezco mucho su presencia por la misma razón, por el apoyo que supone a las tareas de la educación, por sus palabras cariñosas hacia mi persona y por el dinamismo que está imprimiendo a la Secretaría General y a la coordinación entre todas las instituciones iberoamericanas.

Ayer, como saben, los ministros aprobamos una declaración de establecer una estrategia conjunta para trabajar en común y mejorar los apoyos mutuos bajo el liderazgo de la Secretaria Iberoamericana y esa es una de las iniciativas que ayer los ministros entendieron como un respaldo al trabajo colectivo en las iniciativas que nosotros desde nuestros propios estatutos podemos realizar, pero siempre en el marco de un proyecto de cooperación, de una estrategia compartida que nos ayude a trabajar mejor.

Yo he trabajado con Rebeca Gynspan unos meses, no mucho. He de reconocer que es sumamente agradable trabajar con ella por sus iniciativas, por su dinamismo, por la comprensión de los tremas, por la franqueza en el planteamiento de los problemas, a la que yo también correspondo como merece su sinceridad y por eso yo estoy seguro de que mi sucesor Pablo Speller tendrá las mismas sensaciones y tendrá las mismas posibilidades de continuar un trabajo fructífero, porque trabajar en común con la Secretaría General Iberoamericana y la Organización de Estados Iberoamericanos, la OEI, es un factor de progreso, de progreso colectivo, de progreso común.

Y agradecer al Secretario de Educación Pública Emilio Chuayffet, su amabilidad, su competencia, su sabiduría, su experiencia, creo estoy disfrutando enormemente de escucharle, escucharle aquí de manera un poquito más formal, el Secretario tiene que hablar con más rigor, pero casi diría yo, casi más si me permite, en los ratos un poco más distendidos donde en los almuerzos o en las cenas o en los ratos en los que podemos comentar su enorme experiencia en la gestión pública, es una fuente de sabiduría, de iniciativas y de manera de gestionar los asuntos públicos.

Por ello yo estoy muy satisfecho de haber compartido con él estos días, ojalá pueda seguir compartiéndolo en el futuro, en el que además es comprendido como es el talante, el espíritu y la acogida mexicana en su forma de trabajar, estamos, yo creo, todos nosotros, los que venimos de países diferentes, enormemente satisfechos y admirados de la cordialidad mexicana, del afecto que se transmite hacia todas las delegaciones, y esa cordialidad y ese afecto el que mejor lo representa o el que representa a todos ustedes es el Secretario de Educación Pública.

Y saludar también a todos los ministros, una vez más, y jefes de delegación que han sido capaces de poner en marcha un gran proyecto, como el de las Metas Educativas 20-21 y fortalecer su propia organización, que es la OEI, y a los amigos delegados, embajadores y hacer una mención muy especial a los representantes del Consejo Asesor de las Metas que nos acompañan durante ya cuatro años, y desde la sociedad civil nos orientan qué hacemos bien y qué hacemos menos bien.

También veo en las primeras filas a buenos amigos de la Secretaría de Educación Pública, con los que he trabajado durante muchos años, y también les agradezco mucho su presencia.

Y quiero hacer una mención muy especial a nuestros amigos africanos de habla portuguesa. Es para mí es una gran honor compartir con ustedes.

Ayer tuvimos la oportunidad de valorar su experiencia e iniciativa. Mis amigos de Cabo Verde, de Santo Tomé y Príncipe, Angola es una gran experiencia conocer sus estrategias para cambiar la calidad y la equidad de la educación.

Creemos que podemos tener muy buena relación para aprender con su experiencia, con sus proyectos y ofrecer los proyectos de la comunidad iberoamericana. Por eso agradezco que la lengua portuguesa esté presente en nuestras reuniones y la tradición africana, que es parte de nuestra cultura de Iberoamérica.

Angola y a los países africanos, muchas gracias por su presencia con nosotros hoy.

Esta es una conferencia, yo creo muy importante, lo han comentado antes la Secretaria Iberoamericana y también el Canciller. Abordamos proyectos de gran trascendencia, proyectos muy vinculados al proyecto general de las metas educativas que en la conferencia destacan, sobre todo, alguna de las metas. Uno, es el proyecto Paulo Freyre de Movilidad, que puede permitir conseguir que los alumnos aprendan mejor en otras universidades y en otras instituciones. Pero que aprendan también y vivan otras culturas iberoamericanas, porque construimos el espacio del conocimiento, pero también el espacio iberoamericano de la cultura. Y eso puede ser una experiencia enormemente rica en los próximos años.

Y el Proyecto de Alfabetización, la reformulación del Proyecto Iberoamericano de Alfabetización hasta 2021 es una de las grandes estrategias, desde hace años, de transformación de la Educación Iberoamericana.

Como se ha señalado anteriormente, elevar el nivel cultural y social de las personas jovenes y adultas que no tuvieron oportunidades en sus años escolares es la garantía del progreso de las generaciones futuras.

A más nivel educativo y cultural de la sociedad, mayores posibilidades existen de que las nuevas generaciones tengan mejor formación.

Por ello esta reformulación acordada entre todos los representantes de los países que abren nuevas posibilidades no solo de Alfabetización Inicial sino también de Educación Básica, Educación Media y de inserción profesional, que va a ser uno de los grandes proyectos de los próximos años; un proyecto que ha aprendido mucho del gran Programa del Gobierno Mexicano, que la Secretaría de Educación Pública ha puesto en marcha y que posteriormente el Secretario Chuayffet nos mostrará.

Yo no quiero terminar mis palabras sin mencionar otra actividad dentro de esta Conferencia, que consideramos importante, que hoy tiene su inauguración de un Festival de Teatro hoy por la tarde y que hemos organizado con la Secretaría de Educación Pública, con CONACULTA y con nosotros con la OEI.

Es un Festival que invita a Compañías de todos los países iberoamericanos, a más de 300 personas y actores durante diez días para que ofrezcan 40 representaciones a lo largo y ancho de la Ciudad de México: 20 latinoamericanas, iberoamericanas y otras 20 mexicanas.

Es un Festival que expresa el valor que nosotros damos, que damos la Secretaría de Educación Pública, CONACULTA y nosotros mismos, a la relación entre Cultura, entre Arte y Educación; a la fuerza transformadora que también tiene la Educación Artística para el desarrollo, la satisfacción, el esfuerzo de nuestros jóvenes, de aquellos que empiezan su tiempo de formación.

Termino finalmente con unas últimas palabras de bienvenida:

Ojalá que esta jornada, que esta Conferencia nos convierta a todos en actores en nuestros países de una transformación continua en nuestra Educación al servicio de una sociedad más justa, más equitativa, más solidaria y que esos esfuerzos que hacemos en cada uno de nuestros países podamos compartirlos en reuniones como esta y podamos aprender unos de otros, en un proceso de construcción colectiva de una ciudadanía iberoamericana en la que de alguna manera todos nos sentimos partícipes.

Muchísimas gracias y buen trabajo.

Presentador: Solicitamos de la manera más atenta al Secretario de Educación Pública, licenciado Emilio Chuayffet Chemor, dirija un mensaje a los participantes en este evento y declare formalmente inaugurada la XXIV Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación.

Secretario Emilio Chuayffet Chemor: Señor Secretario de Relaciones Exteriores: Le agradecemos, todos los aquí presentes, su presencia y su decidida colaboración para llevar a cabo los eventos que ayer y hoy estamos realizando dentro de la OEI.

Señora Secretaria General Iberoamericana, señor Secretario General y señor Secretario General electo para el periodo 2015-2019; distinguidos ministros de Educación y jefes de delegación; distinguidos representantes de los países africanos.

Y si me permiten, quiero saludar a varios invitados especiales que hoy nos acompañan: Secretario de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior de México, el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Directora del Instituto Politécnico Nacional, el señor Director de El Colegio de México y, por supuesto, el Presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Sean ustedes muy bienvenidos.

En los albores del siglo XX, “Ariel”, la obra cumbre del uruguayo José Enrique Rodó, vio la luz primera y de ella se desprendió todo un sistema de símbolos que expresó la visión que América tenía sobre sí misma, de su estar en el mundo y de su voluntad por ser percibida como una región hospitalaria para las cosas del espíritu, pensadora, serena y firme.

Más de 100 años después, el poeta brasileño Thiago de Mello, nacido en el corazón del Amazonas y reconocido por su lucha a favor de los derechos humanos, la ecología y la paz, canta en sus versos la integración de un espacio geográfico que compone una Patria más grande, un cúmulo de sangres entrelazadas que nosotros hemos bautizado con el nombre de Iberoamérica.

La fuerza de esta región se conforma con el ímpetu de sus maestros, como bien lo recordaba Rebeca.

Los nombres de Andrés Bello, de Pedro Henríquez Ureña, de Gabriela Mistral, de José Ortega y Gasset, de Paulo Freire, de José Vasconcelos y de Jaime Torres Bodet, entretejen un panorama en el que la educación, la identidad y la cultura se construyen diaria y mutuamente.

Asumimos con agrado que somos pueblos que a través de la historia buscamos soluciones a través del aprendizaje, la reflexión y el estudio.

Nuestras coincidencias nos mantienen próximos, gracias al noble ejercicio de educar.

El Presidente Enrique Peña Nieto ha impulsado una reforma que hace de la calidad y la equidad de la enseñanza una meta constitucional explícita.

En este contexto es motivo de orgullo para los mexicanos que la XXIV Conferencia de Ministros de Educación se lleve por primera vez a cabo en nuestro país. Examinaremos dentro de ella, entre otras cuestiones, el 4º Informe del Instituto de Evaluación y Seguimiento de las Metas Educativas 2021, elaborado en estrecha colaboración con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación de México y el área de Investigación y Estadística del Ministerio de Educación de Uruguay.

El proyecto de declaración que habremos de adoptar, contempla iniciativas que resultan francamente alentadoras. La primera de ellas consiste en sentar las bases de un sistema de becas para la movilidad académica del nivel superior.

La segunda, la puesta en marcha del proyecto Paulo Freire de movilidad académica para docentes que será presentado por el Ministerio de Brasil.

Y finalmente, una tercera que tendrá por objeto arrancar el rediseño del Plan Iberoamericano de Alfabetización y Aprendizaje a lo largo de los años 2015-2012.

Ratificamos la madurez institucional de nuestra cooperación y la encaminamos hacia el futuro con la intención de heredar una mejor herencia de la que recibimos. En suma, este será un espacio de intercambio de ideas y de experiencias dirigido a promover una educación de calidad y con equidad, como principio rector de la política formativa en la región.

Agradezco a todos los ministros su honrosa asistencia, en su vocación confirmamos nuestra capacidad conjunta para alcanzar objetivos con una visión ética y trascedente. De igual manera, reconozco otra vez al Secretario de Relaciones Exteriores el apoyo generoso para esta Conferencia.

Lo que hemos logrado y lo que todavía tenemos por conseguir, como dijera ayer en  su espléndida intervención el Ministro de Cabo Verde, se fundamenta en altas aspiraciones, ahí radica la calidez de nuestra unión y el combustible que nos impulsa a continuar definiendo rubros.

México recibe gustoso a este concierto de países hermanos con el fin de que juntos concretemos aquello que con tanto ahínco hemos buscado. Mujeres y hombres que en la educación encuentren el sentido y la plenitud de una vida digna, justa y equitativa.

Procedo a la Declaratoria de Inauguración:

En la ciudad de México hoy jueves 28 de agosto de 2014 me complace declarar formalmente inaugurada la Vigésimo Cuarta Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación de la OEI. Gracias.