• México tiene un firme compromiso con la promoción y protección de los derechos humanos

• Nuestro país impulsa iniciativas en órganos interamericanos de derechos humanos

• La pena de muerte dejó de aplicarse en México desde 1961 y, en diciembre de 2005, se erradicó de nuestro ordenamiento jurídico

En el marco del 150º período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), México participó hoy en la audiencia pública sobre la pena de muerte en las Américas desde la perspectiva de los derechos humanos.

La presentación formulada por nuestro país, a cargo del Consultor Jurídico de la Cancillería, Max Diener Salas, fue acompañada por Brasil, Chile, Costa Rica, Honduras, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay, lo mismo que por Francia en su carácter de Estado observador de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Además, Argentina formuló un discurso en su capacidad nacional.

En su intervención, Diener destacó que el objeto de la audiencia es fortalecer el debate jurídico y político sobre la pena de muerte y ofrecer algunas consideraciones que, a juicio de los Estados intervinientes, indican no sólo el carácter absolutamente excepcional de la pena de muerte, sino también la existencia de restricciones estrictas en su aplicación.

Se destacó que, desde un punto de vista de derechos humanos, la abolición de la pena de muerte o el establecimiento de moratorias en su aplicación como paso previo a dicha abolición, es una vía para asegurar el pleno respecto al derecho a la vida consagrado tanto en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, como en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Con ello, los Estados participantes, a través de la presentación mexicana, hicieron un llamado para que la CIDH y la OEA sostengan debates permanentes sobre la pena de muerte y faciliten el intercambio de experiencias y buenas prácticas para avanzar a su supresión final.

La presentación fue apoyada no sólo por los Estados mencionados, sino también por la organización no gubernamental Amnistía Internacional, que destacó algunos desarrollos recientes en el continente americano sobre la pena de muerte.

Por su parte, los comisionados de la CIDH presentes en la audiencia, apreciaron la importancia de la misma y la oportunidad que ésta representa para fomentar acciones, desde la perspectiva de la promoción y protección de los derechos humanos, que tiendan a la abolición de la pena capital.

La participación activa en esta audiencia, es reflejo del compromiso de México para generar debates abiertos sobre el tema en los distintos foros multilaterales con miras a promover la moratoria o abolición universal de la pena de muerte. Tal es el caso de la OEA y, específicamente, de la CIDH, al ser éste el órgano regional por excelencia encargado de estimular la conciencia de los derechos humanos en los pueblos de América, como lo dispone la Convención Americana misma.

Con esta audiencia, dio inicio la participación de México en el 150º período de sesiones de la CIDH, que se lleva a cabo en Washington, D. C., del 24 al 28 de marzo de 2014.

Además de esta audiencia, el jueves 27 de marzo se llevarán a cabo otras audiencias temáticas sobre México en las que participarán funcionarios de la cancillería, de la secretaría de Gobernación, de la secretaría técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal (SETEC), de la Procuraduría General de la República, de la secretaría de Salud, así como de autoridades de los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca.