El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, efectuó una visita de trabajo al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, con motivo de la reciente adquisición de cinco pinturas realizadas en 1773 por el mexicano Nicolás Enríquez.

Se trata de la primera incorporación de pintura novohispana a la colección del museo, lo que indica un renovado interés de la institución por la cultura mexicana, según señaló la doctora Ronda Kasl, curadora de arte colonial latinoamericano.

Las cinco pinturas, realizadas para uso religioso sobre lámina de cobre, se encuentran en el taller de restauración del museo neoyorquino, por lo que aún no están visibles al público. Llevan, junto a la firma, una inscripción de su origen mexicano, lo cual refleja la afirmación de identidad del pintor, propia de la época.

Nicolás Enríquez (1704-1790) realizó estas pinturas por encargo del comerciante español Juan Bautista de Echeverría, quien residió en México durante 30 años. En 1789, de vuelta en su pueblo natal en el Valle de Baztán, Navarra, Echeverría envió a México una de las pinturas, que representa a la Virgen de Guadalupe.

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), reitera su firme voluntad de incrementar las acciones de promoción internacional a través de las distintas expresiones culturales de nuestro país.