Este fin de semana fue colocada la primera piedra del proyecto de rehabilitación y mejoramiento del tramo carretero Empalme Nejapa-Empalme Puerto Sandino, en Nicaragua, financiado con cooperación mexicana.

El proyecto contempla una inversión de alrededor de 40 millones de dólares y es considerado uno de los desarrollos de infraestructura vial más importantes de los últimos años en Nicaragua. Esta inversión está financiada con recursos de la cooperación mexicana y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Con esta acción, México reafirma su presencia y compromiso con el desarrollo de Centroamérica, una región estratégica para nuestro país.

El primer tramo de la carretera, conocida como la carretera vieja a León, fue adjudicado a la empresa CEMEX Nicaragua, en consorcio con Constructora Meco y Llansa Ingenieros. Comprende 31.43 km de un total de 50 km. Las obras son las primeras desde 1993 y permitirán reducir considerablemente los costos y tiempos de traslado de personas y mercancías, principalmente de aquellas que vienen de Honduras o en tránsito desde Costa Rica.

Esta carretera, cuya obra empezó el pasado miércoles 6 de noviembre, forma parte del llamado Corredor Pacífico, la principal vía comercial entre México y Panamá. Este esfuerzo busca dar cumplimiento al compromiso adquirido por los países para modernizar la red internacional de carreteras de Mesoamérica como un requisito para volver más competitiva a la región.

Los recursos mexicanos provienen del Fondo de Infraestructura para Países de Mesoamérica y el Caribe creado en diciembre de 2011, con  un saldo inicial de 160 millones de dólares. Este fondo es uno de los principales instrumentos de cooperación internacional para el desarrollo con que cuenta México para apoyar a la región.

Además de esta carretera en Nicaragua, en 2012 se aprobaron apoyos del fondo por 50 millones de dólares adicionales para respaldar financiamientos para infraestructura carretera en Honduras y Belice. En 2013 se aprobaron 12.5 millones de dólares para financiar proyectos de infraestructura en Costa Rica y Panamá y en el sector salud en Haití.

La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) ha promovido en Mesoamérica el financiamiento de proyectos de impacto regional, en ámbitos prioritarios para los diez países participantes en el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (México, Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia y República Dominicana).

Entre dichos sectores destacan las carreteras, energía, telecomunicaciones, facilitación comercial, salud, vivienda social, medio ambiente y cambio climático. El objetivo fundamental de dichas acciones de cooperación es la construcción de bienes públicos regionales que permitan un desarrollo integral y sostenible para las más de 215 millones de personas que habitan esta importante región.