Hay muchas coincidencias entre los Estados insulares como Papúa Nueva Guinea y México en temas tales como la vulnerabilidad, la resiliencia y la adaptación al cambio climático.

Desde 2010, ambos países han trabajado en pos de reformar los artículos 7 y 18 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en aras de que, una vez agotados los esfuerzos para alcanzar el consenso, se permita la toma de decisiones por votación.

La propuesta de reforma no ha sido aprobada, pero seguirá en la mesa de negociación.