El término "no-mercado" ha de entenderse como herramientas o instrumentos que no tienen unidades transferibles a nivel internacional, en contraposición a los instrumentos de "mercado".

En opinión del EIG, los enfoques no basados en el mercado que se discutirán bajo SBSTA tienen el objetivo de mejorar la rentabilidad de las acciones de mitigación y promover acciones de mitigación al tiempo que contribuye al desarrollo sostenible de los países en desarrollo. De hecho, tanto los instrumentos de mercado como los de no-mercado son herramientas complementarias en el plano nacional e internacional para la promoción de acciones de mitigación rentables.

Los enfoques de no-mercado son importantes ya que contribuyen directa o indirectamente a la mitigación o adaptación en el país anfitrión, mientras que se evita la doble contabilización. Además, algunos enfoques de mitigación pueden necesitar ambos enfoques de mercado y no-mercado y un país puede optar por un mercado, no-mercado o una combinación de ambos en el tratamiento de estos temas. En particular, un enfoque no-mercado podría ser aplicado para la mitigación de actividades (proyectos, programas, sectores, políticas, etc.) que son difíciles de poner en práctica con un enfoque de mercado.

En conclusión, estas actividades de no-mercado son muy importantes y pueden contribuir de una manera rentable a la mitigación. Sin embargo, estos temas también se tratan fuera o dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Por lo tanto, no habría ningún valor añadido para discutir estos temas en relación con el tema 12 b de SBSTA ya que implicaría una duplicación de los debates.