México fue el anfitrión de la VI Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe. En esa ocasión el Presidente Enrique Peña Nieto ofreció cuatro nuevos proyectos de cooperación para el Gran Caribe.

Los dos primeros se orientan a la prevención de desastres. Uno consiste en la inclusión de los países caribeños en la iniciativa de Naciones Unidas de Gestión de la Información Geoespacial Global (UN-GGIM) mediante la aportación de tecnología y capacitación, mientras que el segundo proveerá a la región de una plataforma de información territorial común para la prevención de desastres. 

Los otros dos proyectos están diseñados para facilitar el comercio, uno a través de la elaboración de un documento único de tránsito de mercancías cuyo objetivo es aminorar los tiempos de procesamiento en las aduanas de la región y el segundo es para el fortalecimiento de los puertos de la región.